martes, enero 11, 2011

La verdad o la mentira

Está sobrevalorada la verdad. Es así.
Desde siempre nos han inculcado que decir la verdad está bien, mientras que mentir no. ¿Qué madre o padre no nos ha dicho alguna vez "decime la verdad o te reviento" cuando quería obtener una respuesta verídica a su pregunta (cosa que, obvio, no conseguía por ese medio ni en pedo)? Incluso desde la publicidad nos lo advierte una marca mundial de gaseosas cuando dice que "es sentir de verdad". Nunca supe cómo sería "sentir de mentira", nunca tampoco entendí lo que quería decir la publicidad esa (algún día vamos a hablar de la frase nefasta: "coca cola es así". ¿Así cómo, canejo?).
Como decía, la verdad está sobrevalorada. Cuando alguien quiere esconder su incontinencia verbal suele decir: "soy demasiado sincero/a", como excusándose, pero a la vez parándose desde el lugar de aquel que dice la verdad aunque al otro no le guste ni medio, un cruzado de la verdad vendría a ser, y me lo imagino con peto colorado y dibujo de un león dorado (ah, no, ese es el escudo de Griffindor) con el pecho inflado y la manito derecha apoyada en el pecho. Negro, andá sabiéndolo, no sos demasiado sincero sos un bruto que no es lo mismo. ¿Cuántas veces hemos escuchado -o protagonizado- que alguien le confesó a su pareja que le metió los cuernos hace dos mil años sólo porque "tenía que decirle la verdad, no podía vivir con eso"? Pedazo de pastel, si le metiste los cuernos y, además, tuviste la terrible suerte de que no se enterara, cuchame bien: c·e·r·r·á·e·l·o·r·t·o, porque vas a decirle esto, que ya fue, sólo para acallar tu culpita. Ajo y agua, querido/a, a llorar a la iglesia, lo hubieras pensado antes.
¿Qué es, entonces, la verdad? ¿Existe una? ¿Es verdad que el Néstor fue el mejor presidente desde Perón hasta Cristina? Es verdad para mi, tengo razones que me lo fundamentan, pero asumo que para otros no será así y tendrán sus razones también. Y no los hace más dueños de la verdad que yo (los hace gorilas, pero eso es otro tema... jejeje, perdón, se me escapó). Entonces no hay verdades, sólo interpretaciones subjetivas de los hechos. Punto. Final.
La verdad no tiene matices, es lisa y llana, se desarrolla de manera lineal y un acto es consecuencia del siguiente y así, tanto en un sentido como en el otro, si no me creen hagan la prueba, pregúntenle a alguien que ustedes crean que está mintiendo salteándose pasos, que empiece de atrás para adelante y van a ver como, si efectivamente miente, no puede reconstruir los hechos en otro orden, no puede contar todo de atrás para adelante, no puede saltearse hechos, no lo puede hacer. La mentira, en cambio, está llena de aristas, de recovecos, de matices, en la mentira todo es posible: "perdón por llegar tarde, pero mi tren fue abducido por unos alienígenas violetas con cabeza triangular y un sólo ojo, experimentaron conmigo y me soltaron en marcos paz, y encima me había quedado dormida".
Miren lo importante que será la mentira que tiene un verbo para que se la conjugue (yo miento, tú mientes, él miente), mientras que la verdad no lo tiene (a no ser que la RAE ahora me venga con un martes trece).
Siempre sostuve que es mejor una mentira a tiempo que una verdad a destiempo, pero por ahí no estoy hablando de verdades ni mentiras sino de destiempos y entonces ya nos vamos por las ramas.
Igual también es cierto que para mentir hace falta cierta habilidad que no todo el mundo posee, una memoria infalible y una persona capaz de cerrar los ojos y creer lo que estamos diciendo, tengo que admitir que todas las veces que me mintieron lo supe y elegí cerrar los ojos.
Y acá una confesión que me va a jugar en contra, pero que quienes me junan ya conocen: Si puedo evitarlo, no miento, pero es muy fácil, extremadamente fácil saber cuándo lo estoy haciendo porque uso dos maneras. Ante una pregunta directa respondo con otra pregunta ("¿dónde estabas?" "¿por qué me preguntás eso?") y eso lo hago para ganar tiempo e inventarme una buena excusa por un lado y, por el otro, tengo la teoría de que la mejor mentira es la verdad, ergo, si me decís abiertamente "seguro que en mi ausencia estuviste con una loca" y yo respondo "con dos, de hecho las escondí debajo de la cama recién" fíjense debajo de la cama, es muy probable que esté diciendo la verdad.

6 comentarios :

L a N a Ï f a 12 de enero de 2011, 1:43  

Brillante. Excelente defensa y elogio de la mentira. Para seguir ensayándolo.

Sin la mentira no habría pensamiento. No habría arte, literatura, historia: no habría conocimiento. No habría búsqueda de ninguna gran verdad. No existiría la milanesa!

Sin la mentira habría más guerras. De hecho, las guerras por lo común empiezan con una muy mala mentira. Y acaban con una muy buena.

Pero más importante, sin mentira, la culpa sólo sería un tormento. Doblemente tortuoso, por aburrimento.

Igual, sin mentiras siempre tendríamos amantes, pero no pasaría nada realmente hasta que alguien dijera una mentira. Por ejemplo, "te amo". Por ejemplo, "no te amo".

Recomiendole: "La mentira original" de Gervais y Robinson.

Gabriela 12 de enero de 2011, 10:02  

La Naïfa: Jajajaaj! La verdad de la milanesa!!!
Ahora estoy con City y A sangre fría, pero cuando termine, la emprendo con su recomendación.
Besos.

Pao 12 de enero de 2011, 16:58  

Mirá, yo creo que a veces una mentira dicha a tiempo, es verdad (valga el retruécano), evita males mayores.
¿Para qué el sincericidio, no?
Y la mentira muchas veces se parece a la lejanía auto-impuesta, eso de huir de la verdad para no decírsela en la cara a la gente, para no exponerse...
Me quedo pensando que prefiero mentir muchas más veces que las que estoy dispuesta a aceptar.

Beso

(te vas de vacaciones? ya te fuiste?)

Gabriela 12 de enero de 2011, 17:35  

Pao: Jajaja! Me encanta porque hablás como con vos misma, no?
Es cierto, a veces la mentira es de pura cobardía nomás, pero aquí hablamos de cobardía/valentía y no de mentira/verdad... Tema de otro post.
No me fui de vacas aún, con los últimos acontecimientos no sé si me voy finalmente, de ser así seria el 18 al 21 de febrero y estaría volviendo el 3 o 6 de marzo, pero no lo sé aún.
Besos.

Pao 12 de enero de 2011, 18:15  

Es como que tu blog tiene algo así como de reflexión, viste Luisa...
Me hacés salir lo peor de mi...lo más oscuro de mis adentros...
Esa palabra, cobardía, cobardía...me suena tanto tanto en estos días.

Gabriela 13 de enero de 2011, 9:46  

Pao: Y sí... cobardía es una palabra que también resuena en mi cabeza en estos días. Por suerte no es mi propia cobardía que con esa ya tengo bastante.
Besos.

Publicar un comentario

Bueno, llegaste hasta acá... ahora: ¡comentá!

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

Archivo

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics