viernes, enero 27, 2012

La frase del día

"Lo que demuestra que todos tenemos que tragarnos nuestras palabras alguna vez."



Albus Dumbledore
Harry Potter y la Cámara Secreta
Capítulo 18

Read more...

jueves, enero 26, 2012

Stalkerómetro


Stalkerómetro para Germán:
1.- Revisar tu cuenta de facebook. Normal.
2.- Leer tu timerline. Curioso.
3.- Leer los timerlines de tus amigos. Clavado.
4.- Googlearte. Interesado.
5.- Buscar tus datos laborales. Cautivado.
6.- Buscar los lugares que frecuentas. Obsesionado.
7.- Conseguir (y mandarte) un mail.. Acosador. Ignóralo.
8.- Conseguir tu teléfono (y llamarte). Lunático. Bloquéalo.
9.- Verte en persona. Psycho. ¡Llama a la policía!

Visto acá.

Que tire la primer piedra quien no ha tenido uno de estos en su vida (y no, no es gracioso).

Read more...

miércoles, enero 25, 2012

Terror

Probablemente yo sea, en cuanto a películas de terror se refiere, la cagona más grande del universo torteril. Adivinen qué: no me importa nada, lero lero. Pero lo cierto es que me dan miedo, después tengo pesadillas y entonces prefiero evitarlas.
Pascu es igual, pero andá a saber por qué las mira (y las mira hasta sola, cosa que yo no hago ni en pedo). Cuando vivíamos juntas, cada tanto, mirábamos alguna. Yo escondida detrás de ella agarrándome de su hombro y ella tapándose los ojos con las manos y dejando una rendijita. Masocas, ambas.
Nunca entendí lo de la rendijita. ¿Cómo es? ¿Si mirás a través de una rendijita da menos miedo? ¿El tamaño de la rendijita es directamente proporcional al miedo que se tiene?
Después descubrimos un método: si adelantábamos la parte en la que seguro seguro salía el mostro y mirábamos todo rapidito y sin sonido, después la podíamos mirar medianamente tranquilas (ella, yo me cagaba en las patas igual).
El punto es que me dan miedo las películas de terror. Una vez estuve todo un mes soñando con una escena particularmente horrible de "La habitación del niño" (2006) de Alex de la Iglesia ¿la tienen?: la escena en las que los protagonistas duermen y a los pies de la cama y mirándolos hay alguien sentado. Y no pasa nada, eh? No es un mostro ni un alien ni un vampiro ni salta de repente ni los mata a cuchillazos ni pone caras feas: na-da. Pero me cagué toda. Encima cuando ya me había olvidado de esa escena puta, tuve la mala idea de hacerle un chiste a Pascu y en venganza me la recordó una noche (¬¬). Y otra vez dormí con pesadillas.
No entiendo por qué se filman estas películas del orto. ¿A qué clase de enfermo se le puede ocurrir la idea de una peli donde tres boluditos se meten a un bosque a rodar un documental sobre una bruja (The Blair Witch Project -1999-)? Hay que ser muy hijo de puta, que se sepa.
Lo peor es que me da bronca que me den miedo y hago todo un análisis lógico y me digo "Gabriela, media pila, son efectos especiales, los fantasmas no existen, no es verdad que exista una cinta de vídeo que si la ves te morís a los siete días, no es verdad que si decís Candyman x cantidad de veces frente a un espejo a oscuras aparece el negro ese y te mata". Luego de este análisis y convencidísima, decido ver..., no sé..., The Ring, por ejemplo. Y a los diez minutos es tal el dolor de panza que la saco a las puteadas. Puteada a la película y puteada a mí por cagona.
Y no se entiende. Soy perfectamente capaz de llegar a mi casa a las cuatro de la mañana, caminar las calles a oscuras lo más puta sin un átomo de miedo, eso sí, no soy capaz de mirar El exorcista sin volver corriendo  del baño imaginando que debajo de la cama está la loca esa a la que le gira la cabeza como si fuera un trompo.
Todo esto porque la rosarina publicó un post de una peli de terror y yo arengué en su blog, pero no obtuve respuesta. Así que arengo acá.

Movimiento por un Mundo donde no Existan las Películas de Terror al Dope (bastante con el terror nuestro de cada día que es bastante real) (Mo.Mu.EPe.Te.Do.)

Read more...

martes, enero 24, 2012

Infantiles

Conversación con mi sobri.

- Ayer tu Theo entró a mi casa - me dice él sentadito y estudiando.
Está estudiando la letra cursiva. Es un sol. La madre le pone frases en imprenta y él las pasa a cursiva.
- Ah, sí? ¿Y qué? - contesto.
- Y esta no es su casa.
Lo miro y me sostiene la mirada desafiante.
- ¿Y a mí qué me importa? ¿Qué, no puede entrar?
Sí, cuando me peleo con mi sobrino retrocedo treinta años.
- No. Él no vive acá. Y si entra otra vez, lo voy a sacar a la calle.
Lo mato. Con mi gato no te metas, nene, eh?
- Ah, sí? Mirá vos... Bueno, a mi casa no puede entrar ningún nenito.
- ¿Qué nenito?
- No sé, cualquiera que no viva en mi casa.
- Pero, ¿cómo quién?
- Como vos, por ejemplo.
- Pero yo soy tu tío!
- Sos mi sobrino, boludo.
- Bueno, tu sobrino.
- ¿Y a mí qué me importa? ¿Vos vivís en mi casa? No. Entonces tratá de que no te vea adentro porque donde te engancho te agarro y te llevo al medio de la calle y te dejo ahí solito.
- Y a mí qué me importa. Yo vuelvo.
- Theo también.

Read more...

lunes, enero 23, 2012

Lucky

Lo que fumé este fin de semana no tiene nombre.
O sí lo tiene: cáncer de pulmón. Que es lo que me voy a agarrar si no dejo de fumar right now.
Comienza el operativo "control" a ver cómo me va.
Sugerencias abajo.

Read more...

viernes, enero 20, 2012

El temita de las tripas

No, no es que me duela la panza, que a veces me duele y mucho, pero sobre todo porque vivo comiendo porquerías y nunca me cuido. Las cosas más ricas son justo justo las que no le hacen bien a mi panza, como la pizza calabresa o las papas fritas con huevos fritos o los alfajores cachafaz o el chocolate amargo. ¿Por qué el arroz yamaní no hace mal a ningún sector de mis tripas?, de ese seguro que puedo comer tres toneladas sin consecuencias, ahora resulta que me como un cuarto kilo de chocolate y soy boleta. La vida no es justa, que se sepa.
Igual no era de esto de lo que quería hablar. Era de las tripas, sí, pero de las otras. No, no es que tengo doble juego de tripas. O sí. En realidad no lo sé. ¿Un ser humano podría tener doble juego de tripas? Yo conocí una vez a una chica que tenía doble todo. Doble stock de útero, ovarios y demases. Para mí que hacía contrabando, le dije, de órganos. Se reía ella.
Pero bueno, es de las otras tripas de las que quiero decir cosas. O más bien del aviso de esas otras tripas. ¿No les pasó nunca que ante alguna situación sus tripas les hablaron? Tanto como hablar..., no es que tengan boquita, cuerdas vocales, cerebro y las otras herramientas para producir un sonido que forme palabras, que a su vez formen frases y que a su vez sean lógicas. Ok, conozco mamíferos que tienen todo eso y sin embargo no pueden emitir un juicio medianamente razonable ni que los amenaces con inyecciones de ébola. En realidad no sé si el ébola se puede inocular con una inyección, las lectoras del sector médico podrán desasnarme, pero para el caso es lo mismo ébola que tuberculosis, el punto es que no te sacan un razonamiento lógico ni en pedo.
Como pueden ver me estoy yendo por las ramas todo el tiempo. Y es que en realidad no sé bien qué decir al respecto, sólo que mis tripas me están hablando, pero yo no entiendo lo que dicen. Creo que hablan otro idioma. ¿Eso es posible? ¿Será francés? Si es francés algo de todo debería cazar después de haber estudiado algún tiempo, aunque sea la idea general. Pero no, no creo que sea francés o inglés o chino, deber ser algún tipo de dialecto triperil, uno que tenga que ver con sonidos más bien gluturales y cosas así. Como el monstrués en Harry Potter. ¿Vieron que es un idioma también? Debe ser parecido a ese.
El punto es que mis tripas hablan y yo no les entiendo nada, pero puedo adivinarlas teniendo en cuenta que llevan conmigo algo así como treinta y seis años. Creo que hablan de miedos. De esos miedos que hacen que una salga corriendo lo más rápido posible, esos miedos que medio nos obligan a subirnos al primer avión, tren o bicicleta que encontremos, esos que hacen que envidiemos profundamente al correcaminos por muy hijo de puta que fuera. Creo que hablan de eso mis tripas, pero lo cierto es que no estoy segura. ¿Y si en realidad no son mis tripas y si una cobardía importante? Eso sería un problema, ven? Porque si la que habla es mi cobardía la cosa cambia. Y cambia radicalmente.
A mí me parece que la cobardía se está haciendo pasar por mis tripas porque le conviene que yo crea que son las tripas. Sería una especie de ventrílocua de mis tripas. Las manejaría así como una marioneta con hilitos mientras sin mover un músculo hace los sonidos que correspondan.
Le sale para el orto, déjenme decirles, porque sigo sin entender nada. Por ahí es que no terminó el curso de ventrílocua. No sería raro, no lo terminó por cobarde, porque ¿mirá si lo termina y resulta que tiene que hacerse cargo de algo? Entonces como no lo terminó no sabe hablar con la boca cerrada y le salen esos sonidos que no entiendo y que traduzco como miedo.
Salir corriendo es algo que se me da muy bien, la verdad sea dicha. Tengo un master en los cien metros llanos. Diploma de honor, medalla de excelencia. Pero no está bueno, me parece.
También tengo un master en quedarme a destiempo. Ahí también diploma de honor, medalla de excelencia. Y es que en realidad lo costoso no es correr o quedarse a destiempo, sino quedarse a tiempo o retirarse a tiempo. Creo que ya había hablado de esto alguna vez.
Como de todo, ¿vieron que hablo mucho, no? Saturo el espacio audible, ya lo sé. Igual conozco gente que habla más que yo, y eso es decir bastante. Cuando esa gente y yo nos cruzamos por la vida se arma una pelea para ver quién habla primero. A veces hablamos a la vez y nadie escucha. Con el tiempo hemos aprendido a sostener el silencio para que el otro se explaye tranquilo, pero no fue fácil ni barato.
Ahí vamos otra vez. Los costos. ¿Cuáles serían los costos de salir corriendo? No se saben. Es lo peor de todo, porque si uno supiera los costos arma una planilla de excel, suma, resta, balancea y listo. Si da rojo a la mierda, si da azul ahí vamos.
La cosa, después de muchas vueltas, es que parece que las tripas o la cobardía o algún ente interior me está hablando, pero no entiendo un soto lo que dice porque habla un idioma que no manejo. 
¿Será el idioma de las emociones?
Creo que tengo el Síndrome de Sheldon Cooper.

Read more...

jueves, enero 19, 2012

Primavera, parece

Señores peatones y automovilistas
que circulaban hoy tipo 9:00 am
por el barrio de Chacarita,


Todo bien con que la primavera los ponga cachondos. Todo bien con que expresen su cachondez a través de eso que socialmente llamamos piropo. Me levantan el ego aunque no muevan un sólo átomo de mi líbido torteril. Igual, todo bien.
Ahora me dirijo al señor del Mondeo gris que pasó exactamente a las 9:18 por la calle en donde yo espero el colectivo: No entiendo cuál es su intención, sinceramente, ¿en serio cree que gritarle a alguien desde la seguridad de su autito, mejor dicho, describirle a alguien la forma babosa en que piensa recorrer su anatomía -o cierto sector de su anatomía- va a lograr algún tipo de estímulo distinto del asco?

(me dio tanta vergüenza que ni siquiera le pude contestar como correspondía)

Read more...

miércoles, enero 18, 2012

Blancanieves

Nueva entrada de "La literatura que nos ha hecho tanto mal". Hoy Blancanieves.
Primero lo de siempre, el resumen: La cosa empieza con una reina que quiere tener una hija blanca como la nieve. Ya empieza para el orto, ven? una reina que discrimina por color. La tiene nomás y le pone el odioso nombre que todos conocemos, pero tiene la mala suerte de morirse y el rey se vuelve a casar con una hechicera que tiene un espejo mágico que responde a todas las preguntas, algo que le vendría bárbaro a un reino, no?, sobre todo si está en guerra o tiene problemas económicos. Igual la bruja sólo preguntaba quién era la más linda de la comarca (ponele) y el espejo siempre respondía que ella, hasta que Blancanieves cumple siete años y entonces el espejo le dice que la más linda es la nena. Celosa, le pide a un leñador que lleve a la pendeja al bosque, la mate y le traiga su corazón para manducárselo. El tipo no puede matarla (seguro que la nena lo miró con la carita del gato con botas) y le dice a la nena que se esconda. La piba encuentra una casa con siete camitas, siete platitos y un largo etc de siete cosas y se queda a descansar. Llegan los enanos dueños de casa y le dicen que se puede quedar siempre y cuando limpie y ordene todo. Mientras tanto la bruja vuelve a preguntar quién es la más linda y el espejo continúa diciendo que Blancanieves. La nueva reina se disfraza tres veces para matar a la piba y casi lo logra en la tercera con el truco de la manzana envenenada. Cuando llegan los enanos no la pueden despertar y le construyen un ataúd de cristal para poder verla. Al tiempo pasa un príncipe, se enamora de ella y le pide a los enanos que le permitan trasladar su cuerpo al castillo, cuando lo hace tropieza y el cacho de manzana envenenada se le cae de la boca a la piba que se despierta. Se casan, a la boda va la hechicera y cuando Blancanieves la reconoce le cuenta al príncipe todo y este la castiga poniéndole zapatos de hierro calientes y haciendo que baile hasta morir. Y vivieron felices y comieron perdices.

Terrible el cuentito eh?
Quiero decir, primero, que es una mierda que tu madre te ponga ese nombre horrible sólo porque una vez se pinchó con una aguja mientras cosía, sangró y su sangre cayó a la nieve (tanto como ponerle Noemí a tu hija porque tu mejor amiga se llama así). En principio el nombre es feo feo y después no le creo nada que era porque estaba cosiendo. ¿Desde cuándo las reinas cosen? ¿No tienen costureras? ¿Qué cosía, las medias rotas del rey? Nahh... para mí que la reina era adicta a la cocaína y en un viaje pensó que sería buenísima idea lo del nombre horrible. Es lo único que lo justifica. Igual después se muere. De una sobredosis, obvio.
El padre nunca aparece. Ni habla. Eso es la monarquía, ven? Y se vuelve a casar con una hechicera sólo porque es linda. Hombres..., después se preguntan por qué una es lo que es.
La bruja es medio pelotuda también. Tiene un espejo que responde todas las preguntas y lo único que se le ocurre preguntar es "quién es la más linda". ¡Por pikachu! Yo preguntaría los números ganadores del loto, ponele. O, si me pongo menos capitalista, el nombre, apellido, dirección y teléfono del amor de mi vida así me dejo de andar buscando como una tarada (acá salta Pao a decir que no existe tal cosa, no me importa, es un cuento de hadas Pao!). Y entonces, con esa información, por mí que Blancanieves sea todo lo linda que quiera. Pero no, la bruja es tonta y sólo le importa la belleza (¡que es lo primero que se degrada, idiota!), así que le pide a un leñador que mate a la piba. Ese es el primer error: si querés que un laburo esté bien hecho, hacelo vos, mamita, es obvio que el tipo no iba a matar a la nena.
No entiendo, tampoco, para qué querría comerse el corazón de la pendeja. ¿Acaso porque hay una señal solapada de que la verdadera belleza está en el corazón? Ay, me puse boba, sopapeenme ya.
Bue, como decía, el tipo no la mata y la nena corriendo por el bosque encuentra una casa como la que describí. Yo no entraría a ninguna casa en el diome de ningún bosque, vi demasiadas películas de terror como para hacer eso, seguro me sale Jason con la motosierra y la máscara de hockey, o me encuentro queriendo quedarme en un rinconcito del sótano cantando una canción de cuna en la oscuridad mientras una cámara desde el suelo filma mis últimos momentos. No, ni en pedo, no entro ni que me paguen en euros.
Pero en la casa no vive el mostro sino siete enanos.
Siete.
Enanos.
¿Ustedes se quedarían a vivir ahí? No porque sean enanos justamente, sino porque son siete tipos. Siete hombres adultos. A-dul-tos. Que sean de pequeño tamaño no significan que sean niños. Son grandes y la piba se queda a vivir con ellos. Ajá. Flor de orgía hicieron, que se sepa. Y la piba lo más feliz y contenta. Mepa que es cierta la teoría de la ele en los enanos.
En fin..., la bruja se entera y la va a matar ella en persona, que es lo que tendría que haber hecho desde el vamos. Primero con la cinta, después con el peine y finalmente con la manzana. Medio boluda la bruja, un tiro en la cabeza es lo más efectivo. Pero Blancanieves no sólo no se muere sino que además es adorada así medio muerta. Hay que ser morboso eh?, poner el cuerpo de la muerta en una caja de cristal, por muy linda que fuera... ¡está muerta, hello!
Pero acá viene lo mejor: al tiempo, a los años asumimos, pasa un príncipe y se enamora de la muerta. ¡De la muerta! ¿Cómo alguien se enamora de una muerta? Ok, no está muerta, pero el tipo no lo sabe. Igual, otra vez lo mismo, no pasa un plomero, pasa un príncipe. ¿Qué tienen los hermanos Grimm con la monarquía, eh?
Sigo, el príncipe en cuestión se enamora de la muerta y le pide a los enanos, que por algo la tenían en una cajita de cristal (mi teoría es que se masturbaban en comunidad mirando a la muerta, limpiaban el cristal a menudo, sí), llevarse el cuerpo a su palacio imagino que para hacer lo mismo que los enanos o para vender los órganos, andá a saber.
Y acá una salida fácil: el príncipe se tropieza, en el movimiento se le cae un cacho de manzana de la boca a Blancanieves y se despierta. Después de todo el despelote tendrían que haber ideado una salida más original. Hay que despertarse en un ataúd y seguir cuerda, eh?
Se despierta, el príncipe necrofílico le declara su amor y se casan. La piba pasa de estar muerta a estar casada, lo que para algunos sería más o menos lo mismo, y a la fiesta de bodas va su ex madrastra porque el espejo le dijo que la nueva reina era más linda que ella (esta mina no aprende más). La piba le cuenta lo que pasó y el tipo, para castigarla, la obliga a bailar con zapatos de hierro al rojo vivo.
Y la bruja se muere, claro, con las patas quemadas. Una muerte horrible, si me permiten.
Siguen las cosas que no entiendo: ¿Cómo es que la piba le cuenta al príncipe todo lo que pasó? ¿Sabía de las dos primeras veces que la vieja quiso matarla? Y si sabía... ¿por qué no estuvo atenta en la de la manzana, eh? Para mí que la piba calculó todo para poder deshacerse de la bruja. Era paciente la piba, lo que la convierte en una sociópata. Como el Dr.Lecter, más o menos.
¿Y el padre? Su hija desaparece y el tipo ni mu. No quiero vivir en un reino donde mande este perejil, que se sepa.
Otra. ¿Por qué eran siete los enanos? Lo del numerito siete me rompe un poco los ovarios.
Siete pecados capitales.
Siete colores del arcoiris.
Siete notas musicales.
Siete días de la semana.
Siete maravillas del mundo.
Siete es el valor del ph neutro.
Siete enanos.
Windows siete fue una bosta, que se sepa.
Harta me tienen.
Bueno, la cosa es que esa es la historia. No sé bien cuál sería la moraleja. Por ahí: "paciencia que la venganza será terrible", porque convengamos que obligar a la bruja a bailar con zapatos al rojo vivo es terrible.
¿Dónde están los organismos de derechos humanos? Eso es terrorismo de estado de una.
Sus opiniones en el cosito ese que dice "comentar".

Read more...

martes, enero 17, 2012

Nothing else matters



Estoy medio falta de palabras hoy, así que los dejo con un cover.
Lucie Silvas haciendo Nothing else matters.

Read more...

lunes, enero 16, 2012

The way you look tonight




Regalito para la recién llegada.

Read more...

jueves, enero 12, 2012

Naipes

En un post anterior hablaba de que suelo encontrarme juguetes en la calle y todo bien con eso. Alguna gente comentó lo que para ellos significaba, etc.
Después vinieron estos dos perejiles de Lucy in the sky y Guillermo Altayrac y me saltan con que ellos se encuentran cartas y buscan su significado en no sé qué oráculo.
Recién bajé a fumar y en la puta puerta de mi trabajo me encuentro con un doce de oro mirándome lo más puto. Dos pasos más allá un ocho de espadas.
Los levanté, claro.
Si Lucy no estuviera en París y Guillermo trabajando pensaría que estos dos se complotaron para hacerme una bromita.




Igual desde acá los miro así: ¬¬



Read more...

En el bondi

- Mirá, eso es el colegio militar.
Dice una señora señalando la base de Palomar a un nene de no más de seis o siete años.
Están sentados cerca de mí en el 182 que va a José C. Paz. El nene tiene voz  de pito. Hay un hombre y una nena más chica con ellos, pero la señora sólo se dirige al nene.
- ¿Ese?
- Sí.
- Ma... ¿Me llevás al colegio militar?
- Todavía no, falta - y se dirige al señor - Tengo que empezar a averiguar cómo es.
El tipo contesta con monosílabos.
- ¡Yo también quiero ir! - dice la nena.
- No, es sólo para hombres - le informa el nene - Ma, ¿voy a ir a ese colegio?
- Sí.
- ¡Iupi! ¡Voy a usar armas!

Yo, testigo mudo, tengo ganas de arrancarme los oídos con una cucharita de helado (o quizás sólo quiera helado, hace mucho calor). Ok, el pibe es chico y no sabe, pero la madre no lo corrige y ya la odio. No le vi la cara y la odio por boba, más bien me da miedo.
Y le tengo más miedo a los bobos que a los hijos de puta. Que se sepa.

Read more...

Amame



Otra cursi de Abelito a quien se lo perdonamos todo.

Read more...

miércoles, enero 11, 2012

Vacas rumiando


Siempre me costó la cosita esta del "irse a tiempo" o, dicho de otra manera, esto del "dejar ir".
Me pasé la vida preguntándome los porqués de las cosas que se terminaban, cualquieras sean: trabajos, parejas, amistades; tratando de entender. 
Ah, ese fue mi discurso favorito: necesito entender por qué tal o cual cosa cuando lo cierto es que no siempre se puede acceder a esa información. A veces no, a veces los porqués no dependen de una, a veces están tan metidos en otra cabeza, que no es la propia y por tanto inaccesibles, que no existe posibilidad alguna de entender. A veces, incluso aunque nos lo expliquen, una no entiende nada igual porque esos porqués están tan afuera de lo que una en su cajoncito tiene catalogado como "motivos reales" que, simplemente, resultan incomprensibles. Y otras veces, incluso aunque sean nuestros propios porqués, no tenemos ni la más puta idea.
Y entonces: crisis. ¿Cómo lidiar con la propia neurosis del no saber y la imposibilidad de llevarlo a cabo? Vacas rumiando. Rumiando ideas, razones, prejuicios, preconceptos, suposiciones... Mi vida fue una manada de vacas rumiando. Desgastante. Muy. Dejé de vivir en el presente para vivir en el pasado, mirando hacia atrás, añorando el pasado, o en el futuro, suponiendo el futuro, presuponiéndolo.
Nunca pude parar, pasar la hoja y seguir adelante. Es decir, seguí, claro. En los actos seguí, pero esos actos tarde o temprano se derrumbaban porque quien no seguía era mi cabeza. En mi cabeza la vaca seguía rumiando porqués. Enorme y gorda vaca.
Ahora estoy tratando de aprender que lo que pasó, ya pasó. Y nada de lo que haga ahora va a cambiar o modificar en algo aquello que ya sucedió. Que hay que soltar, salir, desprenderse, seguir, sacudirse, dejar ir. Que no se puede tenerlo todo, que a veces hay un punto de pérdida ineludible y que puede ser doloroso. Que no sirve de nada el mantener algo a medias "por las dudas", que hay un punto y que ese punto es final. Que no necesito explicaciones por el pasado porque no cambian nada, ni explicaciones ni aclaraciones ni eso que ahora me di cuenta, pero que antes no vi. No sirve, no suma, revuelve. Que sólo existe hoy, mañana es una suposición, ayer un recuerdo. 
Hoy. Ahora. En este momento.
Hoy no soy la misma que hace una semana. No puedo volver a ese lugar porque ese lugar ya no existe. Si no soy la misma que la de la semana pasada menos aún lo soy que hace un año. O dos. O tres. O cinco. Mañana no seré la misma que hoy.
Cerrar el libro cuesta. Pasar la hoja cuesta. Dejar atrás cuesta. No es lo que aprendí a hacer todos estos años. Desaprender lo aprendido cuesta. Duele. Lastima. Hay que atravesarlo igual, no hay punto de ganancia sin uno de pérdida.
Siempre me costó la cosita esta del "irse a tiempo". Nunca pude. Me pasé la vida preguntándome los porqués de todo. Desde un tiempo a esta parte ya no necesito esos porqués. Eso, al menos, lo aprendí.
Paso dos: soltar.
A ver cómo nos va.

Read more...

Halo



Se solicita a la población lectora de este blog que recomiende musiquita linda para que me saque este tema de la cabeza.

Gracias.

Read more...

martes, enero 10, 2012

Catarsis

Hace poco, y con motivo de una reunión con amigos, hice lo que hago últimamente más a menudo: me fui de shopping (sí, atáquenme por cerda capitalista que se come el discurso machista de que las minas nos sentimos bien si nos vamos de compras). Pasé por un localcito de Wrangler, por uno de Kevingston y, por último: zapatos.

Me compré unos her-mo-sos que me quedan di-vi-nos.

Hasta ahí, vamos, no?
Mis zapas
Los odio. 
Odio cada átomo de esas tiras del orto que son un quilombo y que no tienen sentido lógico. Odio cada hebillita endiablada que lo único que hace es complicarme la existencia y que sólo puede ser puesta correctamente por una minita con una apertura de gambas en 180 grados, estimo.
Tengo ampollas hasta en... bueno, ya saben dónde.
Hoy me los puse otra vez y los padecí hasta hace exactamente dos minutos. Hora en la que decidí que esto no es para mí y que mejor saco mis All Star de colores de la mochila y soy feliz. 
Menos femenina para los que opinan que eso es ponerse florcitas por todos lados, pero feliz

Read more...

Encuentros

Hay gente que tiene la suerte de encontrarse plata en la calle. O la mala suerte de perderla, claro. Es un ida y vuelta.
Hay gente que se encuentra papelitos escritos que dicen cosas lindas.
Yo encuentro juguetes.
Siempre.
En los lugares más insólitos. Así me encontré con Dolly de Nemo, con algunos muñequitos de los Jack (otros me los compré con el chocolate), una pelota, un General Lee, un Mickey, un autito de carreras, varias bolitas, un playmobil, muchas piezas de rasti... y no sé cuántas cosas más. Ayer salí a fumar y al pie del arbolito que está plantado en la vereda de mi trabajo encuentro un tanque de guerra.
Cuando era más mística de lo que soy ahora creía que todos estos encuentros eran señales de algo. Yo y mi maternidad postergada y la mar en coche.
Ahora simplemente creo que son bromas de mal gusto.


Nunca me encontré con un Elmo, que sí hubiera considerado una señal. Amo a Elmo.

Read more...

lunes, enero 09, 2012

No me olvides



Una cursi de Abelito. Pero es Abelito, se lo perdonamos.
Canción lacrimógena de la semana.

Read more...

viernes, enero 06, 2012

Carta a los Reyes

Buenos Aires, 6 de Enero de 2012.-
Asunto: Solicitud de fecha de entrega.
Sres.: K'chor, Mel
          Par, Gahs y
          Hahsar, Balt.
Directores de "Reyes Magos Inc."


De mi mayor consideración:



Me dirijo a ustedes a efectos de realizar el reclamo correspondiente a la entrega que su empresa hace todos los años las madrugadas de los días 6 de enero y que este año no ha llegado.
Quizás tiene que ver con el aumento del subte que el Sr.Macri hizo en el día de hoy, pero es que, sinceramente, no creo que sea el medio de transporte que ustedes utilizan. Sobre todo porque no permiten transportar animales y porque por mis pagos no pasa ninguna línea.
Quizás consideren que no me he portado tan bien este año y en ese caso necesitaría que me envíen de manera inmediata las razones de dicho juicio para poder rectificar grosero error.
Sin importar las razones de la nombrada omisión, necesitaría que a la brevedad rectifiquen su actitud bajo amenaza de acciones legales.
Sirva esta notificación como aviso prejudicial.
Esperando pronta respuesta, saluda a Uds. muy atte.



Gabriela Aguirre


P.S. La monarquía apesta. He dicho.

Read more...

miércoles, enero 04, 2012

Halo



La verdad es que esta mina no me gustaba, pero Pascu me muestra este vídeo donde canta solita ella y su alma y me deja mudita. Cantaba bien nomás la negra (aunque las gordas de atrás la rompen, como siempre).
Beyonce haciendo Halo. Disfruten.

Read more...

martes, enero 03, 2012

Desculpa




Regalito.

Read more...

Socavando felicidad

Hay lecturas luego de las cuales una no es más feliz.
No sé bien por qué. Creo que porque nos ponen en conocimiento de una realidad no vista hasta el momento, o de un hecho en particular o andá a saber de qué..., el punto es que luego de leída la última página (igual, una medio va sospechando a lo largo de la lectura), cerramos el libro, nos quedamos con la mirada perdida y una, simplemente, no es más feliz.
En mi caso fue "El Capital" de Marx. Me fue sacando de a uno cada átomo de felicidad.
Ok, era una felicidad ignorante, pero las felicidades son así o me van a decir que nunca prefirieron no saber (cualquier cosa). Y ya no pude volver a esa ceguera idiota, esa concepción boba de la realidad. Fue como si alguien pusiera delante mío una caja y me dijera "si la abrís, vas a conocer todo lo que sucede en el infierno, pero ya no vas a volver a ser la misma". Bueno, tal cual, después de "El Capital" nada fue igual. Ahora que lo pienso, mi insulto preferido (me cago en Perón) debería ser reemplazado por el "me cago en Marx". Lo que pasa es que a nadie le gusta cagarse en Marx y, en cambio, Perón ofrece un sinfín de excusas para ello. Y miren que yo lo quiero al general eh?
Ahora estoy leyendo "El Peronismo" de Feinmann y si bien no me saca la felicidad, me la va socavando de a poquito.
Cuenten ustedes sus lecturas ladronas de felicidad que quiero saber.


Read more...

domingo, enero 01, 2012

2012

Y se fue el 2011 nomás. Mejor. Que se vaya y que no vuelva.
Sin embargo esto que digo está teñido por los acontecimientos de los últimos días, en líneas generales fue un buen año. A pesar de las tristezas y las angustias y los no saber qué hacer a veces.
Siempre que se cerró una puerta, se abrieron dos en otro lugar. Si me quejo es de llena nomás.
El 2011 fue mejor que el 2010, esperemos el 2012 siga con la racha de curva en ascenso.
Bienvenido.


(con las chicas ya estamos planeando gran fiesta gran para el 20/12 día que, parece ser, se termina todo -yo pasé como por tres fin del mundo ya-)

Read more...

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics