jueves, abril 28, 2011

Exageradas

Mañana a las corridas como todas las mañanas.
Desayuno. Todos desayunan cosas diferentes: café con leche para Ella, yogur para Thing-One, leche con chocolate para Thing-Two, café solito para mi, tostadas y jugo de naranjas para todos.
Mañana a las corridas como todas. Útiles del colegio repartidos en el living, papeles con ejercicios de matemática por todos lados.
Yo me voy primero y reparto besos, Ella queda siempre para lo último. Beso, abrazo, nos vemos a la vuelta, avisame cuando llegues, esas cosas.
En ese momento estaba cuando del otro lado de la mesa Thing-Two acota:
- Bueno, che, no exageren, se ven en un par de horas...

Read more...

martes, abril 26, 2011

Reglas claras

Ayer fuimos con Thing-One a comprar un juego para la pc: The Sims 3.
Portada del video juego "The Sims 3"
Habíamos probado comprarlo trucho como tres veces y nunca pudimos instalarlo. Hartas de eso lo compramos original y a la mierda (además, así podemos jugar online).
A la vuelta y mientras preparaba la cena, ella se dispuso a instalarlo.
- ¿Lo registro a nombre tuyo o mío? - me pregunta desde la compu.
- Como quieras.
- "Thing-One-Aguirre" pongo, no? - me dice.
- Ja! Dale.
Cenamos emocionados con la perspectiva del juego nuevo (con qué poco somos felices...). Al final de la cena digo:
- Paren. Pongamos reglas ahora: no vale matar al sims del otro.
- Jajajaja! No. No vale - dicen ambos.
- Ok, tampoco vale sacarle la novia al sims del otro, tamos?
- Yo te voy a sacar el novio - me dice Thing-Two.
- Claro... como si mi sims fuera a tener novio...

Read more...

Puntos

- Entonces sumás 78.462.231 más 126.478, qué da?
- 78588709.
- Sep. Ahora escribilo en letras y descomponelo en potencias de diez.
- ok, pará que le pongo los puntos.
Y empieza así: 78 punto 588 punto...
- No, los puntos se ponen de atrás para adelante, así es más fácil...
- ¡Por dios! ¿Quién lo nota? ¿Quién se va a dar cuenta si lo puse de adelante para atrás?
- ¡Pero es más fácil!
- ¡Pero nadie lo nota!


Sumaba con los dedos y yo me moría de amor.

Read more...

lunes, abril 25, 2011

La ventana

Yo y mis pelos a los Justin Bieber en la ventana.
Finde de pascuas en Sierra de la Ventana.
Tenemos menos camping que Onassis, la verdad sea dicha. La carpa la llevamos, claro, porque tan improvisadas no somos, las bolsas de dormir también y los aislantes [Hey! Hasta ahí venimos bárbaras!], y el calentador con su correspondiente tubito de gas. Ahora: ni fósforos, ni un mísero jarrito para calentar agua ni un puto paquete de galletitas ni una puta latita de picadillo (ni hablar del abrelatas eh?). Dos taradas.
El mate lo llevamos porque pensábamos tomar mate en el camino que sino probablemente tampoco lo hubiéramos cargado. Y paren de contar.
En el medio somos dos idiotas armando carpas. Menos mal que no llovió y sólo porque Pikachu es grande el viento no nos voló el sobretecho. El premio a la peor carpa de todo el camping, qué digo todo el camping, de todo Villa Ventana y alrededores es nuestro, seguro. Parecía una pasa de uva.
Podríamos haber hecho asado, claro. Total la carne la comprás allá, sólo que ni platos, ni tenedores, ni cuchillos ni una mísera cucharita teníamos. Nada. Menos mal que nos reímos mucho de ésto y decidimos irnos a comer a una parrilla de por ahí, pero para la próxima: lista. Que será de obse, pero sirve.
Subimos a la puta ventana. Divino todo, sí, sí. Ahora, una pregunta señores del parque provincial, ¿en serio nadie se mató subiendo eso? porque había un viento que te volabas sin necesidad de ala delta y atrás tuyo sólo caída libre lleno de roquitas que te partían de una la capocha si, como yo, sos medio [medio pst] torpe y te vas tropezando por la vida.
Veía a la gente lo más tranquila trepando, o más bien: escalando la montaña y me preguntaba si sólo yo me daba cuenta de lo peligroso del asunto. O será que soy muy maricona, pero la verdad es que más de una vez me pegué flor de julepe cuando no hice pie en algún lugar o pisé mal y me resbalé. Roca pe-la-da era en la última etapa. Alguien se tiene que haber matado y no nos lo están diciendo para que nosotros, ovejas, vayamos lo más tranquilos.
Mil cien metros de escaladas me hicieron entender que mi estado físico es de-plo-ra-ble. Ok, es verdad, yo soy maría dolores, pero lo cierto es que se me hincharon las manitos por el frío [¡los dedos como salchichas tenía!] así que si me caía ni siquiera me hubiera podido agarrar, los músculitos de las piernas me temblaban, el aliento me faltaba y llegando a la mitad de camino me hubiera vuelto sin ninguna culpa porque entendía que podía vivir sin ver la ventanita dichosa. Y, para confirmar que somos dos urbanas del orto con tanto camping como Gates, ni un mísero chocolate llevamos pa'zamparnos en la cima.
Dios. Digo: Pikachu. Dos im-pro-vi-sa-das.
Y mientras bajábamos y yo (que me hago películas rapidito) ya veía mi cuerpo comido por los caranchos después de la caída libre que se iba a producir de un momento a otro, empecé a pensar que estoy grande para hacerme la pendeja e ir subiendo cerritos como si tuviera 20 y mi estado físico fuera el de la otra Gabriela Aguirre que juega en las leonas.
La próxima hotel. He dicho.


Hablando en serio, la pasé divino. Me quejo porque no sería yo si no me quejara de algo. Volvería, claro, en verano y con todos tildes en la listita de "cosas para llevar".

Read more...

jueves, abril 21, 2011

Hechos de la vida I

Yo tenía una novia...

... hasta que se compró un iPad.

Read more...

Elefantes

Elefantes eran. O algo parecido. Pero tenían trompa y eran grises, así que eran elefantes. Lo distinto era que volaban, pero bueno, eso es algo perfectamente probable.
Tenían alas como de mosquito. Eran la mezcla perfecta de un mosquito y un elefante. Andaban revoloteando por todos lados en busca de alimento, se alimentaban de pájaros azules. Como los pájaros de twitter. Azules y gorditos.
Los míos no eran tan feos y, sobre todo, eran mucho, mucho más grandes.
Eran cuatro o cinco. Enormes. Surcaban el cielo con vuelo torpe en busca de los pájaros azules y cuando divisaban uno se tiraban en picada a toda velocidad, que no era mucha, claro. Lo encerraban entre dos o tres y otro estiraba la trompa y se lo manducaba. Hermoso espectáculo. Después buscaban otro y así.
Yo estaba abajo mirando todo esto. Ese "abajo" era un jardín enorme que no tenía fin. Había árboles con formas raras. Bueno, no del todo raras, me refiero a raras para ser árboles: óvalos perfectos, triángulos equiláteros, rombos. Árboles perfectamente podados para tener esta forma geométrica perfecta.
Había flores también. Y las flores eran carnosas, enormes, con enormes pistilos, como si fueran una super flor, como si tuvieran el doble de genes que las flores normales lo que las convertían en demasiada flor. Daban miedo. Y asco. Yo no me acercaba ni en pedo, de hecho estaba sentada o medio recostada en una especie de reposera violeta que flotaba a quince centímetros del suelo mirando a los elefantes volar.
Uno de los elefantes baja, se posa con torpeza en el pasto, se sienta como si fuera un gato, erguido y cabeza en alto, tiene ojos sabios el elefante. Me mira. La trompa se balancea atrás y adelante. Me mira insistentemente hasta que me pongo nerviosa, parece que me examinara de alguna manera. Me pregunta qué fue lo peor que hice, lo más malo, lo más triste, lo más doloroso. Le contesto: Romper un corazón. Dos veces.
Me desperté llorando.
Me cago en todos los elefantes voladores que se las dan de psicólogos.


Descripción de la imágen: Son los elefantes de mi sueño, medio abejas medio elefantes, medio mosquitos.

Read more...

miércoles, abril 20, 2011

Groundhog Day

Imágen de un reloj eléctrico con las 6:00 hs.
Y hablando de marmotas...
¿Alguien vio "El día de la marmota"? (Groundhog Day es su título en inglés)
Es una de mis películas favoritas y ya sé que es una comedia pedorra, pero cada vez que la dan por cable la vuelvo a ver. Además, yo que siento que me falta tiempo para todo, mataría [literalmente: ma-ta-rí-a] por vivir un par de años un "día de la marmota" que, por otro lado, fue el dos de febrero y yo que soy una paspada ni lo festejé.
Pucha.


Y dando vueltas por la red me di cuenta que no soy la única paspada, parece que es medio una película de las llamadas "de culto" y yo ni enterada...

Read more...

Sobre gustos...

Yendo en el auto. Suena Ligia Piro y Ella me dice:
- Ay, mirá, la canción que te regalé.
- Sí. Hermosa. Igual, si te soy muy muy sincera, Ligia Piro me pega un embole para ocho. Me rompo los cuernos contra el tablero si la escucho mucho. ¡Me duerme esta mina!
- Dios...
- ¡Y bueno! ¡Es la verdad!
- Cuando venga, vas a venir conmigo a verla...
- Ni en pedo.
- Vas a ver, está lleno de tortas el recital.
- ¿Y a mi qué? ¿Vos vas a ver tortas al recital?
- No, pero tienen onda.
- Sí, hay mucha torta que la escucha, bueno buscate una de esas y andá, yo no pago una entrada ni en pedo. O sino, cuando venga... no sé... Arjona ponele, compro entradas sólo para que me acompañes.
- No. Paso.
- Entonces me busco una torta a la que le guste Arjona, según tu razonamiento, y listo. Abundan.
- Andá tranquila, si le gusta Arjona no puede ser muy interesante, no me hace sombra.
- Ay, qué agrandada... ¿Qué tenés en contra de las que escuchan a Arjona? ¿Son menos intelectuales? Con las tortas intelectuales no me ha ido muy bien, creo que voy a probar con las otras.
- Vos, chiquita, no probás con nadie más, me oíste?
- Bue... Como sea, igual no voy a ese recital porque termino dormida como una marmota muerta.

Read more...

Tecno

Estoy en la compu modificando unas fotos en photoshop, Thing-One está en el sillón del living en su netbook, Thing-Two jugando con su PSP, Ella haciendo no sé qué en su iPad.
Thing-Two levanta la cabeza, nos mira y dice:
- Pero qué familia más tecnológica eh?

Read more...

martes, abril 19, 2011

Aquel corazón



"...Saber que quererse no obliga al suicidio..."

Canción lacrimógena de la semana.

Read more...

Semana santa

Una cruz, en el medio una mina en bikini, abajo dice "jesús murió por tus vacaciones (así que aprovechalas)"


Robado de acá.

Read more...

lunes, abril 18, 2011

Thing-Two

- Te voy a dedicar un poema...  - me dice Thing-Two.
Thing-Two viene amenazando con que me dedica un poema. Empieza, pero después se va por las ramas y nunca termina.
- A ver...
- ¿Quién iba a pensar que vos ibas a existir en este mundo tan redondo? - empieza.
Se queda pensando en algo, duda, me mira y repregunta:
- ¿Vos, alguna vez, estuviste a esto de casarte? - y me hace el gestito de "esto": dedo pulgar e índice casi juntos.
- Eh... Sí. De hecho me casé.
- ¿Te casaste?
- Sep.
- Quiero el nombre y teléfono de ese señor.
- Señorita. ¿Por qué? ¿La vas a llamar?
- ¡Ah! ¿Te casaste con una chica?
- Ajá.
- Pero, ¿cómo? ¿se permitía? - el niño está muy informado, sí.
- ¿Antes de la ley, decís?
- Sí.
- Y, mirá..., antes de la ley había otra cosa que venía casi a reemplazar al matrimonio, pero no del todo, se llamaba Unión Civil y como no contenía todos los derechos del matrimonio se peleó para lograr la ley que finalmente se aprobó, pero mientras tanto, usamos el derecho que había. Así que yo me "uní civilmente".
Haciendo escuela con el nene, se llama.
- Ah... ¿y estabas enamorada?
- Mucho.
- ¿Como de mamá?
- Distinto. Los amores son distintos, aunque sean muy grandes. Esa vez yo estaba muy enamorada, claro, por eso me casé.
- ¿Y de mamá estás enamorada? - me lo como a besos ya.
- Sí, mucho.
- Ah. - y cambió de tema - ¿viste que juega Racing con Independiente?

Read more...

viernes, abril 15, 2011

Turning tables



Canción lacrimógena de la semana: Adele y Turning tables.


Close enough to start a war
All that I have is on the floor
God only knows what we're fighting for
All that I say, you always say more

I can't keep up with your turning tables
Under your thumb, I can't breathe

So I won't let you close enough to hurt me
No, I won't ask you, you to just desert me
I cant give you, what you think you gave me
It's time to say goodbye to turning tables
To turning tables

Under hardest guise I see
Where love is lost, your ghost is found
I braved a hundred storms to leave you
As hard as you try, no I will never be knocked down

I can't keep up with your turning tables
Under your thumb, I can't breathe

So I won't let you close enough to hurt me, no
I won't ask you, you to just desert me
I cant give you, what you think you gave me
It's time to say goodbye to turning tables
Turning tables

Next time I'll be braver
I'll be my own savior
When the thunder calls for me
Next time I'll be braver
I'll be my own savior
Standing on my own two feet

I won't let you close enough to hurt me, no
I won't ask you, you to just desert me
I cant give you, what you think you gave me
It's time to say goodbye to turning tables
To turning tables
Turning tables
Turning

Read more...

Luis Abelardo Patti

Prisión perpetua en cárcel común.
¿Viste como todo llega, Luis?

Read more...

Gris

Me malhumoran muchas cosas. A veces creo que demasiadas, que le doy más importancia de la que merecen a algunas boludeces y que me enrosco en mi propio pensamiento rumiante mala onda.
Hay días en los que me enoja cualquier cosa, hasta el clima. Si llueve es una mierda y si hace calor también (y ni hablemos si llueve y después hace calor).
Días en los que pienso que los boludos que sacan a pasear a su pichicho y no llevan bolsita para levantar lo que el susodicho animal dejó merecen la más dolorosa de las muertes, junto con el anticipo de hacerles tragar el regalito canino entre dos panes de pancho.
Días en los que, si un auto me cede el paso, me quedo plantada esperando que pase y diciéndole "daaaale, apurate paspado!", en los que todas las viejas lentas del país se complotaron para caminar en tandem adelante mío a dos por hora y no dejarme avanzar por las putas veredas de buenos aires, en los que el café me sale muy fuerte o muy débil, pero nunca justo, o se me queman las tostadas y me quedo sin manteca . Donde el peor de los colmos es que el colectivo no arranque con la suficiente rapidez ante el semáforo en verde y yo bufee como esos viejos de dos mil años a los que critico en los otros días (que son los días en los que todo me parece maravilloso, claro), yo que me olvidé de cargar mi iPod y no puede importarme menos lo que estos dos adolescentes sentados delante de mi hablan a un volumen imposible para esta hora de la mañana y la puta madre que lo re mil parió.
Días en los que si mi jefe me llama para pedir que mande a alguien a comprar medialunas, lo primero que me sale contestar es "¿y no querés que te lleve la ropa a la tintorería también?", aunque las medialunas sean para mi.
Días grises en los que me cuesta levantarme.
Hoy, por ejemplo.

Read more...

miércoles, abril 13, 2011

Instrucciones

... para sacar a pasear a tu perra.
(que tiene un ataque de excitación porque te vio agarrar el collar)


Emma y Lily dando lástima.
- Primero tratá de calmarla. Evitá que te salte. Hacete la boluda con el collar en la mano y buscá cualquier cosa para distraerla.
- Si no funciona y el bicho anda saltando cual resorte alrededor tuyo, tratá de ponerle el collar.
- Intentalo otra vez. Poné voz firme y autoritaria para decirle que se quede quieta y pasá la correa por su cabeza.
- Ok, sostené su cuerpo entre tus piernas y su cabeza con una mano mientras que con la otra intentás ponerle el collar.
- Andá a buscarla al otro lado del patio, si no viene llamala mostrándole el plato de comida.
- Cuando venga y se siente esperando comer, ahí nomás le ponés el collar rapidito antes de que se avive.
- Abrí la puerta y salgan al pasillo, es muy importante que vos salgas primero, marca autoridad.
- Poné tu cuerpo delante de ella para pasar primero por la puerta.
- Ok, que salga ella antes. Cerrá la puerta.
- Buscala al otro lado del pasillo cuando se te escapó, agarrala del collar e intenten subir al ascensor.
- Arrastrala al interior.
- Si se empaca afuera del ascensor, empujala.
- Si nada de eso funciona, poné la voz más dulce que tengas mientras le decís "Emma, mi vida, entrá o te hago pantufla" y le hacés un mimo en la cabeza.
- Bajen y caminen tranquilas hasta la plaza.

Read more...

Lecturas

Portada del libro
"Probablemente, uno debería leer aquellas novelas que le procurasen el estado de ánimo necesario en cada momento. Así, Robinson Crusoe tiene un efecto claro: si uno está desesperado, bien porque ha naufragado, porque está en bancarrota, porque se ha quedado sin trabajo o bien porque le han dejado, su lectura siempre levanta la moral. Esta novela nos muestra que podemos salir de esta situación empezando por organizar nuestra jornada; que podemos recuperar el tiempo perdido o sacar adelante cosas que hemos dejado aparcadas y que requieren mucho tiempo -por ejemplo, el bachillerato-, si somos constantes y avanzamos paso a paso; que el trabajo metódico puede ayudarnos a superar la soledad; que podemos controlar nuestra vida escribiendo un diario; que cada uno de nosotros contiene en sí mismo todas las posibilidades de la humanidad y que, mientras quede en nosotros una chispa de vida, no debemos rendirnos jamás (...)"


(Sí, es un poco pretencioso el título, pero está bueno...)

Read more...

martes, abril 12, 2011

Chinese





Esta es mi canción favorita de Lily Allen. Aquí un coro haciendo su versión.

Read more...

Chiche nuevo II

iPod Shuffle (el mío es verde, igual).


Regalito de Ella.

Read more...

sábado, abril 09, 2011

Confundida

Abro los ojos. Estiro la mano y agarro el celular que duerme en la almohada de al lado (una costumbre cuando duermo sola). Miro la hora: 07:53 am.
¡¡¡07:53!!!
Salto de la cama, me pongo las medias, el jean, las zapatillas. Abro el placard y me pregunto qué soto remera usar. Agarro la que está más arriba y me la voy poniendo mientras entro al baño a lavarme los dientes.
Me mojo el pelo como para que parezca que me peiné. Agarro el bolso, las llaves y salgo.
Mierda, me olvidé el remedio de Mili.
Vuelvo a entrar para agarrar un pan donde disfrazo la pastilla que la perra sino ni en pedo se traga. Entro a la terraza y alimento a las perras. Es un desastre. A la vuelta limpio, me digo. Salgo, llamo al ascensor y espero.
Soy la narda más narda de todas las nardas lepes del mundo, ¿cómo me voy a dormir así? Nunca escuché el despertador, voy a tener que probar con otro método (o dormirme más temprano, claro).
Subo al ascensor y bajo. El portero, obvio, ya terminó de limpiar la vereda. Qué raro que Karina no me llamó para ver por qué no iba.
Llego a la esquina y espero un taxi. No hay nadie en la calle. O todos se fueron temprano o...
... es sábado y la puta madre que lo re mil parió.


Volví y dormí hasta las diez.

Read more...

Alien

Gabriela dice:
Vos habitás en mi.
Clau dice:
Alien.
Gabriela dice:
¿Alien?
Clau dice:
Alien, como la peli, no la viste?
Gabriela dice:
Sí. ¿Me estás diciendo Alien? ¿Cómo Alien?
Clau dice:
No, yo soy Alien en vos!!
Gabriela dice:
No, vos me habitás, que no es lo mismo. No sos un parásito.
Clau dice:
Jajajaja! Un ascaris lumbricoides.
Gabriela dice:
¡Era algo lindo lo que te dije y ahora pienso en bichos!

Esto prueba que el romanticismo no existe. O sí, y es un bicho feo que vive en nuestros chinchulines.

Read more...

jueves, abril 07, 2011

Forget me not





Forget me not, I ask of you
Wherever your life takes you to
And if we never meet again
Think of me every now and then
We had just one day to recall
Now all I want is something more
Than just a fading memory
Left wondering what could have been.
Isn't it a shame, that when timing's all wrong
You're doing what you never meant to,
There's always something that prevents you.
Well I believe in fate, it had to happen this way
But it always leaves me wondering whether...
In another life we'd be together.
We should feel lucky we can say... we've always got yesterday
And as I leave it all behind
You're still emblazoned in my mind
And for that very special day
Nobody loved me in that way
Forget me not, I ask of you
Wherever your life takes you to
And if we never meet again
Think of me every now and then


Canción lacrimógena de la semana con Lucie Silvas. La traducción acá.

Read more...

Taxi

Yendo al casino a la noche. Tiene una entrada como la de Ezeiza y no da caminar hasta allá así que decido tomarme un taxi. Veo dos, el primero es un auto nuevo, brillante, con luces, tiene una pasajera que está bajando, pero que se demora en hacerlo porque habla y habla con el taxista mientras le paga. Encaro para tomarme ese y me quedo en la veredita esperando a que baje la señora charlatana, pero se ve que no tiene ningún apuro. Yo sí estoy apurada. La miro así: ¬¬ y camino hacia el otro auto, un Renault 12 venido a menos, pintura opaca por los años, oscuro, un muñeco de elvis cuelga del espejito. Desde la calle le pregunto a la taxista si está libre y me dice que sí señalando el cartel luminoso. Me dice que sí medio socarronamente, medio diciendo "sos boba o no ves la luz roja, nena?", imagino el "nena" con voz de viejo verde pajero si fuera un viejo, pero no es un viejo, es flor de tortón patrio. Subo y le digo que todo bien, pero que el cartel está apagado o sucio o la suma de ambas porque desde afuera no se ve un soto.
Renault 12 taxi
La taxista es más torta que el Royal. Tiene una remera de minita violeta (el violeta es torta, sépanlo) como con volados o algo así, pantalón negro chupín y zapatillas All Star blancas, flor de chongo si no fuera por la remera de minita. Tiene el pelo corto brillante y entonces supongo que se pone gel o un producto similar.
Arrancamos. El camino tampoco es tan largo y cuando vamos llegando me dice, como siguiendo una conversación:
- Después, más tarde, puedo traer a Virginia ¿te parece? Así nos tomamos algo...
Asumo que la tal Virginia es o su pareja o alguien que me quiere presentar o está sondeando el terreno. No entiendo mucho, pero contesto con toda tranquilidad.
- ¡Claro! Buscame adentro y vemos ¿dale?
- ¿Y vos? ¿Tu pareja?
Dice "pareja", no se anima a ponerle un género, mirá vos la torta.
- ¿Mi mujer decís?
- Ah, sí... tu mujer.
- Ahí anda. Divina.
Y, obvio, me desperté. Y, obvio también, llegué tarde al trabajo.

Ahora bien. Cuando la casa está llena de gente y me tengo que levantar porque los niños tienen que desayunar, las perras tienen que comer y yo tengo que irme a trabajar (nótese, por favor, el tono imperativo del "tengo"), no me duermo ni en pedo. Ahora que la casa está sola llego tarde soñando boludeces.

Read more...

miércoles, abril 06, 2011

¿Premio?

El papa Mazinger Z le dio un palmeo de espalditas al mon(señor) Marino otorgándole el obispado de Mar del Plata.
Parece que le gustó que el año pasado el mon(señor) éste saliera por todos los medios a decir que se quería instalar a la homosexualidad como algo "normal" (tan normal como la heterosexualidad, obvio) y que las parejas homosexuales son treinta veces más violentas que las heterosexuales.
[En esa última afirmación voy a tener que darle la razón, señor -hoy- obispo, no sabe lo violenta que me puso leer eso, casi que salgo a atropellarlo con un tanque sabe?]
Como si fuera un premio, no?
No me extraña nada, la verdad. La iglesia cada vez me repugna más (si fuera eso posible), la verdad también.


El papa Mazinger Z. La verdad me dan miedito esos ojos.

Read more...

martes, abril 05, 2011

Contagio

Patitas de pollo con lechuga.
Cena de cuatro y nadie tiene ganas de cocinar. Resolvemos patitas de pollo con ensalada, salida fácil aunque poco nutritiva (era eso o sanguchitos de jamón y queso). Risas. Nos contamos qué hicimos en el día.
Thing-Two se termina las patitas, pero no la ensalada y pretende distraernos de ese hecho hablando de cualquier cosa.
- Sí, sí, sí, lo que quieras - le digo -, pero te comés la ensalada o te la pongo de sombrero.
Me mira. Me frunce el ceño:
- ¿Desde cuándo te parecés a mamá, vos?
- Es contagioso, viste?

Read more...

lunes, abril 04, 2011

Hey Jude!





Cuando era chica juré bajo todas las biblias, el libro gordo de petete y el maría molinere que me iba a casar con quien me cantara Hey Jude!, en piano, en guitarra o a capella, pero que lo cantara!
Demás está decir que nadie me lo cantó jamás (incluso hubo gente que ni sabía la letra, pero -a mi favor- fueron los/as menos).
Debo decir que el puesto ha sido ocupado, aunque tenga que esperar a que deje de usar pañales.

Read more...

Rana itinerante

- ¿Me puedo llevar a la rana? - me dice Mónica mientras agarra a René y pone carita de pobrecita.
- Ehhhh...
- "Yo quiero irme con la tía Moni" - dice la rana por boca de Mónica y ya empiezo a pensar que no tiene todos los patitos en fila.
- No. De ninguna manera. La rana se queda acá.
- Por favor... después la vas a buscar - me pone cara, hace que la rana la abrace y yo me pregunto por su edad seriamente.
- Ok. Pero es sólo una visita, tamos? Y la cuidás como...
- La cuido como si fuera mía.
- No, la cuidás como si fuera mía.
- Bueno, la cuido como si fuera tuya... - la abraza- "¡Bien! ¡Me voy con la tía Moni!" - dice la rana por boca de Mónica y así se termina de confirmar la voladura de patitos.
Y se van. Mónica, Agus, Gaby y mi rana se van después de una cena en donde Emma persiguió a Agus por toda la terraza, Moni fue clienta en una peluquería muy particular, Gaby discutió con Emma porque no hacía caso y terminaron cortando relaciones [y Emma se hizo un problema por eso...], en donde yo me desligué de hacer asado y terminamos comiendo hamburguesas a la parrilla.
Aquí empezó otra etapa de la rana: la rana itinerante.
Fotos a continuación:

La rana abrazando a la mona, su nuevo amor?


La rana viajando a la casa de Moni.


La rana al volante.


La rana abrazando a Abril.


La rana a caballito de Abril.

Read more...

viernes, abril 01, 2011

Enojadito

Un señor gritándole al teléfono
Hoy a la mañana me tocó atender a un cliente enojadito. Tenía problemitas el señor y gritaba del otro lado del teléfono de tal modo que yo hubiera podido cortar tranquilamente y habría escuchado sus alaridos desde General Pico, La Pampa tan claramente como si el señor enojadito estuviera sentado al otro lado de mi escritorio.
Este cliente enojadito quería hablar con un responsable y no entendía que la persona responsable era yo (se ve que me conocía de algún lado), como decía, el señor tenía problemitas, y uno de sus problemitas era que se había quedado sin film stretch. Si yo me ponía a explicarle ahí que, en primer lugar, eso no era mi culpa y que, hola, vendía artículos de embalaje y no medicamentos oncológicos, así que cálmese, señor, que no pasa nada, probablemente me hubiera ligado más puteadas de las que me ligué, así que no lo hice, sino todo lo contrario.
El punto es que más tarde este señor enojadito, que ya estaba calmadito, habló con mi jefe y pidió las disculpas pertinentes diciendo que "había estado un poco agresivo con la señorita que me atendió". Un poco, pst.
Pasó.
Recién le dejé unos cheques en el escritorio a Karina y me dice:
- ¡Dejámelos bien, mierda!
La miro no entendiendo qué soto le pasa, me mira, se ríe y agrega:
- Bueno..., después te pido disculpas y listo, no?
- Andate a la mierda, Karina.
- No, eh? que no te acepto las disculpas! Jajajajaja!

Read more...

Sometimes the stars



Hermosa canción de The Audreys, no?

Read more...

Art.125

"El que promoviere o facilitare la corrupción de menores de dieciocho años, aunque mediare el consentimiento de la víctima será reprimido con reclusión de tres a diez años.
La pena será de seis a quince años de reclusión ó prisión cuando la víctima fuera menor de trece años.
Cualquiera que fuese la edad de la víctima, la pena será de reclusión ó prisión de diez a quince años, cuando mediare engaño, violencia, amenaza, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación o coerción, como también si el autor fuera ascendiente, cónyuge, hermano, tutor o persona conviviente o encargada de su educación o guarda.-"

Eso es lo que dice el art. 125 del Código Penal, señores Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués..., me interesa que entiendan justamente la parte esa que dice "aunque mediare el consentimiento de la víctima", eso quiere decir que incluso aunque las nenas que asistían a la iglesia evangélica que presidía el señor Avalos (pst "señor") se hubieran desnudado en medio de misa y hubieran gritado a los cuatro vientos que sí, que tenían ganas de engendrar a todos los hijos del señor pastor, incluso ahí, señores Piombo y Sal Llargués, incluso en esa situación, el señor Avalos (pst "señor") es culpable.
Ustedes representan lo peorcito de Argentina, que se sepa. Asco dan.

Read more...

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

Archivo

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics