miércoles, septiembre 19, 2012

Pensamiento gallináceo

Venía pensando. En muchas cosas, claro. Ojalá tuviera la capacidad de concentrarme en una sola cosa, pero lo cierto es que tengo pensamiento gallináceo. Pensamiento gallináceo es pensar de la misma manera en que comen las gallinas, ¿las vieron?, escarban acá, allá, agarran una semilla del montón, después otra de más allá, después prefieren un gusanito o un pastito particularmente vistoso..., bueno, así pienso yo, una cosa lleva a la otra y resulta que comienzo con la resolución de un problema de trigonometría y termino con la mejor manera de armar un acuario plantado. Y no tengo la más mínima idea de cómo llegué de acá a allá.
[...cada silencio en tu boca parece la muerte...]
Pascu tenía (y tiene) el don de seguir los hilos de pensamiento. Yo no he podido jamás. Aunque tampoco me lo he propuesto, la verdad sea dicha, pero igual creo que no podría aunque quisiera, creo que acabaría enredada en los hilitos esos y después ya ni sabría qué estaba buscando, y, enreadada así como estoy, probablemente encuentre un hilito interesante y me quede mirándolo. Pascu también dice que soy un compendio de datos inútiles.
El día hoy está tan raro como yo. Y eso que soy rara como caballo verde, según dicen por ahí.
Habría que corregir esa frase, ahora que lo pienso, un caballo verde no sería sólamente raro sino también improbable, a no ser que lo tiñiérarmos y entonces podría ser tanto verde como fuxia. Y eso no tiene nada de raro, pero supongo que la frase fue acuñada cuando nadie pensaba en la posibilidad de teñir a un caballo, o sea, antes de la tintura, o sea... ¡hey! ya los egipcios tenían tinturas..., entonces no, ¿entonces cuándo?, no sé, ¿importa?, no. La cosa es que el día está raro, hay viento, a veces llueve, a veces para de llover y de soplar, por momentos hace frío y por momentos no. Yo también estoy rara. Más de lo normal, digo. Físicamente rara porque por momentos me duele la panza y por momentos no, por momentos siento como si una legión de hormigas me colonizara y por momentos me tiro a leer y no pienso en nada más que en Brienne siendo atacada por una horda de hombres quebrados. Los hombres quebrados son unos que ya no tienen nada que perder, según dice un septón que ni me acuerdo el nombre, uno que fue caballero y al que dieron por muerto en una batalla cuyo nombre tampoco recuerdo.
Físicamente rara, decía. Intelectualmente rara... mmmm... bueno, no más que de costumbre. Me pasé parte de la noche de ayer leyendo poemas escritos por alguien que quiero. Lindo y raro. Todo es raro, carajo. Raro porque es como meterse de puntitas de pie en una casa ajena a espiar a otro, no? Me dio como vergüenza en un punto. Sin embargo, lo cierto es que estoy leyendo blogs todo el tiempo y todo el tiempo leo cosas que escribe otra gente y no me da vergüenza. Vergüenza es esa sensación de saber que estamos haciendo algo que no deberíamos estar haciendo y saber además que no podemos parar de hacerlo.
Y emocionalmente rara también. Contenta, con dudas, con miedos, con alegría, con ilusiones y con una mano en el freno de mano, por las dudas, viste?. Un cóctel de sensaciones a las que no puedo dar nombre y a las que no sé si me interesa dar nombre ahora.
Colgada. Colgadísima. Me olvido de nombres, de fechas, de pagar el teléfono. Me olvido de poner el despertador para ir a la facu y me puteo cuando abro un ojo a las nueve. Con doscientas mil cosas pendientes y yo acá sentada fumando un cigarrillo lo más puta bajando más e-books de los que voy a poder leer, comprando más libros de los que entran en la biblioteca, amontonando papeles del negocio que necesito procesar. Y pensando, claro.
[... cada silencio en tu boca parece la muerte...]
En mi escritorio conviven pilas de libros por procesar, papeles con cuentas, paquetes de galletitas, una taza con restos de café, paquetes de cigarrillos vacíos y llenos, apuntes de la facultad, más encendedores de los que uso, cables, pilas, una tableta de aspirinas, un cenicero que desborda...
Quizás tiene que ver con eso, justamente, con un desborde. Hay cosas que me desbordan, situaciones, emociones. Tengo un desorden importante. En mi casa primero, pero no es el único.
Ordeno entonces. Mi casa como primer paso, a ver si resulta que así se empieza y que el orden de mi casa da pie al orden en otros lugares.
Allá vamos.

8 comentarios :

Vero ,  19 de septiembre de 2012, 13:25  

¿Qué puedo desearte que no sea la mayor serenidad del mundo? Mucha paz para este viaje interior y un "acá estoy" que a veces puede no resultar tan obvio.

Un abrazo

Brenda Melina 19 de septiembre de 2012, 15:07  

Amiga, suena trillado, pero pará la pelota, mirá alrededor y empezá a jugar con tranquilidad!!! Te quiero y te extraño mucho!

Gabriela 19 de septiembre de 2012, 15:14  

Vero: Serena estoy...
... eh...
... bueno...
... ponele.
Igual, bien, eh?


Mariela: Hola hermosa!
Hay que parar la pelota, sí, ya sé, será trillado, pero es lo que es.
También te extraño, un montón así de grande! Estoy fagocitada por la facu, pero en cuanto me libere nos hacemos unos mates, dale?
Te quiero, Maru, hasta el infinito ida y vuelta.

La eX ,  19 de septiembre de 2012, 17:10  

"Yo quiero tomar lo que toma Gabriela"

Gabriela 19 de septiembre de 2012, 17:11  

Flavita: Jajajajaja!
Me hiciste cagar de risa, sabelo.
Jajajaja!
Besos, Flavita!

Guillermo Altayrac 20 de septiembre de 2012, 22:57  

Como es arriba es abajo.
Como es adentro es afuera.

W. Von Dunajev 21 de septiembre de 2012, 1:38  

Rara, como encendida... :)
Me encantó lo de pensamiento gallináceo, y la entiendo perfectamente porque mi pensamiento tb suele ser errático y me encanta irme por las ramas (ya no sé si soy gallina o mono :P )

Gabriela 21 de septiembre de 2012, 15:26  

Guillermo Altayrac: Ehhh... sí.
Ponele.


Wanda: Jajajaja! Claaro!
Nos vamos por las ramas, Wanda, y después, al menos yo, no me acuerdo de qué rama vine!
Besos.

Publicar un comentario

Bueno, llegaste hasta acá... ahora: ¡comentá!

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

Archivo

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics