miércoles, octubre 03, 2012

Nuevo verbo

- Ya hablamos de esto y la conclusión a la que llegamos siempre es que faltan palabras -le digo a Rubén, mi compa de la facu.
- Para reemplazar el "te amo".
- Claro.
- Y, "te quiero".
- No es lo mismo.
- No, claro, porque es "te quiero" más "me calentás".
- Tal cual. Y no podés decir "te amo", porque no es "te amo", es otra cosa, hay que inventar una palabra nueva.
- Te termoquiero.
- Jajajajajajajajaja!


Anuncio oficial de la RAE

A partir de este momento el verbo intermedio entre los verbos "querer" y "amar" es: "termoquerer". Las conjugaciones verbales se corresponden con el verbo "querer". Ejemplo: "Yo te termoquería, Estela, pero luego de las pavadas que hiciste se me pasó todo lo termal y también lo otro".

10 comentarios :

africana ,  3 de octubre de 2012, 20:32  

excelente!!!!

mai 3 de octubre de 2012, 21:28  

Jajajajajaja Gabi, que genialidad !!!! mi muchachita siempre dice que necesitamos un verbo entre "querer" y "amar", le voy a avisar que resolviste el problema jajajajajaja

Gabriela 4 de octubre de 2012, 0:45  

africana: ¿Vio?

Sofi: Seee! Pero no fui yo, fue el amigo Rubén, así que los agradecimientos a él.

L a O b v i ó l o g a 4 de octubre de 2012, 2:43  

Sabe, estoy leyendo un ensayo muy lindo de Ivonne Bordelois "Etimología de las pasiones". Una de las cosas que explica, de entrada nomás, es que el lenguaje viene del cuerpo. El origen de las palabras se puede rastrear y relacionar con sensaciones y con sentimientos básicos, y universales. Dice que la palabra "amor" desciende en todas las lenguas derivadas del indoeuropeo, de la voz que señala la maternidad y el acto de amamantar, una partícula, "ma", da origen, casi como onomatopeya de mamar, lamer, libar, succionar, cuidar, proteger, a este verbo tan remanido, incómodo, y pasado de moda.

Así que se fijan, porque si no fuera por esas (y muchas más) palabritas, lo que sienten, sea lo que sea a estas alturas, no valdría nada. Eso lo digo yo, ojo, eh?

Gabriela 4 de octubre de 2012, 12:29  

L a O b v i ó l o g a: Sabe que estoy buscando ese ensayo hace rato porque le tengo ganas y ahora viene usted y me hace tener más ganas todavía.
Qué interesante todo eso, Naïfa! Yo estoy con Saussure ahora...
Usted dice que si no fuera por: mamar, lamer, libar, succionar, cuidar, proteger, etc, lo que sentimos no valdría nada... ehhh... tiene razón.
Jajaja!
Besos y abrazos!

L a O b v i ó l o g a 4 de octubre de 2012, 22:44  

Podría decir muchas cosas más, total, jamás acertaría.

De la idea que desarrolla Bordelois, se podría derivar que el origen del amor, su gran secreto, es que consiste en la relación que se establece entre la madre y el lactante. Amar es un verbo que desciende del acto de amamantar. El sonido de la partícula "ma" imita la disposición de la boca que va a tomar la teta. Ya lo decía mi madre, que era sabia: no existe más amor que el de algunas madres por algunos hijos, y de algunos hijos por algunas madres.

Entonces ya podemos prescindir de este curioso verbo, sin temor a equivocarnos, o a dejar algo en el camino: el amor no tiene nada que hacer en nuestras vidas, no tiene nada que ver con lo que somos, con lo que pensamos, con lo que deseamos. Ivonne dice que esta civilización usa al lenguaje, lo considera una cosa, un valor de cambio, cuando es más bien que somos "hablados" por él. Un verbo como "amar", ya no nos rinde, es un hecho. No nos sirve, no nos proporciona ninguna ventaja, ni claridad, ni seguridad. Por no hablar de los esperpénticos sistemas de creencias en los cuales ha sido insertado, por los cuales hemos querido explicarlo, acomodarlo, hacerle producir significado, sobretodo uno que sea barato y serial.

Así que no inventen nada, porque ya sería un milagro que seamos capaces de construir algo parecido a un valor humano en nuestras relaciones. Ya podríamos quedarnos hechos con tener algún amigo, con llegar a producirle alguna cosquilla a otro. Conformarse con gustar, agradar, compartir alguna cosa, alguna vez. No es poco, realmente. Millones de infelices no alcanzan ni a enterarse de que existe un otro, allá, afuera.

mai 5 de octubre de 2012, 1:46  

(Que se sepa que vine a mirar la respuesta de Gabi a mi comentario, y ya me prendí a lo que está diciendo La Obvióloga.. interesante, interesante :P )

Gabriela 5 de octubre de 2012, 14:45  

L a O b v i ó l o g a: Y cuando tiene razón, tiene razón, Naïfa. El amor, desde ese sentido, no tiene nada que hacer en nuestras vidas. Y ahí va, salúdela, mi libido de los próximos cuarenta años por todas las veces que dije "te amo" en el momento ese en que nos metemos a la cama y ahora resulta que estaba queriendo que me amamanten... oh pikachu!
Besos, Naïfa. Un placer, dos placeres sus comments. Queremos más.


Sofi: ¿Viste? Es que la Naïfa es reeeeee interesante!

cristinassss 6 de octubre de 2012, 12:45  

"Así que no inventen nada, porque ya sería un milagro que seamos capaces de construir algo parecido a un valor humano en nuestras relaciones. Ya podríamos quedarnos hechos con tener algún amigo, con llegar a producirle alguna cosquilla a otro. Conformarse con gustar, agradar, compartir alguna cosa, alguna vez. No es poco, realmente. Millones de infelices no alcanzan ni a enterarse de que existe un otro, allá, afuera."






ay, me dan ganas de compartirlo con el mundo. sabias palabras, sabias de verdá. abrazo!

Gabriela 6 de octubre de 2012, 22:43  

Cris: Es sabia la Naïfa, muy. Ya te lo había dicho.
Compartí tranquila.
Besos.

Publicar un comentario

Bueno, llegaste hasta acá... ahora: ¡comentá!

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics