martes, agosto 31, 2010

Son cosas que pasan

Violencia. Primera Parte. “No es para tanto”
 
Cuando todos los días te meten el dedo en el culo si una mina te mete una tocadita en el bondi puede hasta ser una caricia. Entonces no pasa nada y 'no te enojes porque no es para tanto'. Me pregunto si la falocéntrica lesbiana tocadora de culos en el bondi habrá estado bailando en alguna de las carrozas que exhibían travestis en bolas, música de boliches gay, o a la cabeza de la manifestación por el orgullo de no se qué forma curiosa de la visibilidad sexual. Me pregunto también si habrá levantado su banderita de colores del arco iris, sus gritos de indignación frente a la desigualdad, si habrá llorado de emoción cuando le dijeron que ahora si, se puede casar, ahora papi Estado te da la bendición hija descarriada, pero no te creas que sos igual a nosotros, sólo te daremos permiso y veremos cómo te portas. Confundida la lesbiana, como tanta otra gente, piensa que el permiso es libertad y que la libertad consiste en hacer lo que quiero y se me antoja. Entonces avanzo habiendo aprendido las mejores reglas de comportamiento heteronormativo y falocéntrico, voy y le toco el culo a la minita que me calentó, total con ese culo, se lo merece.
 
Violencia. Segunda Parte: “El aire es gratis, yo no te toco”
 
Cuando viajas en el subte y un grupo de tipos afirma su masculinidad hablando entre ellos acerca de los travesaños que son moda europea, por el sólo hecho de avanzar agresivamente sobre el cuerpo de la travesti que viajaba al lado de ellos. Pero si yo no le hice nada, o le hice algo? Estoy hablando con mis amigos. La travesti sostiene el silencio y no responde a ninguna de las agresiones. 
 
Córdoba y Gascón. Estamos en la parada del colectivo y de la nada viene uno a decirnos: “che, por acá son todos putos no?”, sólo pensando en que podría estar de acuerdo con él porque considera que mis rasgos físicos coinciden con lo que cierto sentido común considera mujer. Sólo por esto pensaba que, además, podía seguir provocando, sólo por pensar que yo, por ser  mujer, no podía o no tenía la fuerza suficiente como para esconderle los dientes de una piña. Estúpido y todo parece haber recordado las clases de instrucción cívica que suelen dar en la secundaria, y habló acerca de la libertad: “la vereda es pública, yo no te molesto.”. Extrañas nociones de democracia y libertad.
 
 
Violencia. Tercera parte. “Un pobre se muere de hambre”
 
Cuando todos los días ves por la TV que un pobre se muere de hambre, es tan abstracto como la sensación térmica, como los indicadores del INDEC. De última el pobre, se muere de hambre, se muere solo y nadie ejerce violencia sobre ese cuerpo para que muera de hambre. El pobre SE muere de hambre mientras los medios y los funcionarios hablan de él.  Las computadoras nos conectan en la igualdad. En medio de un espacio indefinido, también estamos dentro o fuera; fotos y multiplataformas. Show de exposición, yo te digo me gusta, vos respondes con un emoticón, fulana quiere ser tu amiga, mengano te dice “la de la foto sos vos?, que linda, me gustaría tocarte el culo, epa! no te enojes no es para tanto (emoticón con guiño de ojo)”. Las computadoras nos conectan en la igualdad. El funcionario elegante y contento repite esa frase, mientras habla y bosteza porque acusa un pequeño ataque de hígado, nos cuenta que se reunirá con otro y con la embajadora de Egipto para que les hagan un programa de TV. Nos ven en todas partes, somos un ejemplo entonces juntémonos a cenar y cerremos este negocio. Por cierto, el pobre sigue muriendo de hambre. Afortunadamente existen lxs pobres, de este modo hay tanta gente que tiene empleo. Qué sería de lxs asistencialistas sin los pobres?
 
 
Pequeños recordatorios de violencias de hace unos días apenas. Un surtido de género, elección sexual, veredas libres, mensajes televisivos, discursos de funcionarios, abusos familiares, vínculos violentos, te amo te odio dame más, maneras de combatir la violencia asustando, defensa personal, inyección de paranoía, la fobia te dejará en casa, no es bueno salir, pero casa puede ser también un lugar de peligro, la noche se llena de ruidos. Y en esos días en los que todo te duele, y sentis que no es tan difícil enloquecer, si llega algo de ternura parece un milagro.
Texto escrito por la socie al respecto de mi texto de hoy. Sí, una grosa mi socie, es lo que tiene. Envidienme, sí.

10 comentarios :

ponele que talita que habia apagado la compu ,  31 de agosto de 2010, 23:59  

por lo de cordoba y gascón, y ahi te doy la razón. la vereda es pública y por lo tanto vos podés circular por ahi, entendes? circular... así que circulando. me tienen harta los opinadores, los que buscan un compañerx para vomitarte la violencia.
con respecto a la tocada de culo. no, no se puede poner en la misma línea la tocada de culo de esta señorita y la banderita del arco iris. esta señorita no tocó el CULO de gabriela porque salió la ley del papi estado que avalaría comportarse como una reverenda ¿pelotuda?, idiota, talita, idiota.
esta chica le toco el CULO a gabriela porque es el deber ser de la apropiación, de la misma manera que el señor de la vereda se apropia de vos al identificarte como par, o el político se apropia de la muerte del pobre para capitalizar un voto.
la cosa es que el CULO a gabriela se lo tocaron, el pelotudo le habló en cordoba y gascón como si la posibilidad del estado público de la vereda lo habilitase (o habilitara) solo por el hecho de ser público y no tomara en cuenta que la posibilidad de enunciación no le permite la enunciación efectiva. y el pobre se morirá como siempre.solo para salir una vez por tanto en un diario en la forma enunciable de la estadística.
y así vamos. la violencia de la posesión, de la enunciación efectiva por sobre la posible y la muerte (una de las formas en que la muerte del pobre puede enunciarse que no sea fea, porque hay muchas formas que la muerte de un pobre puede adoptar)
y no me extiendo más.
mis saludos, espero que no haya tomado el comentario del post anterior como abalando un comportamiento que no abalo, sino en mi brutal sorpresa sobre eso.
idem

Gabriela 1 de septiembre de 2010, 0:13  

talita: Ponele que no voy a responder a un texto que no escribí yo... pero... aValar, taliten, por favor!!!!!

L a N a ï f a 1 de septiembre de 2010, 8:09  

Comparto en mucho lo que dice talita, y me pregunto de dónde viene la relación "tocada de culo-orgullo gay-matrimonio igualitario". Me suena a contraofensiva reaccionaria: "ahora van a hacer lo que se les cante estos degenerados", pero usando un discurso anarco. Curiosísimo, por lo menos. Me pregunto, en cambio, si alguna vez habrá asistido a una marcha para afirmar semejante boludez con tanta contundencia, por ejemplo.

L a N a ï f a 1 de septiembre de 2010, 9:24  

Gabriela, vuelvo sobre este post con algo más porque realmente me ofende haber sido comparada con una bestia avasalladora de los derechos de las mujeres:

Soy bruta pero no tanto, como para no entender la relación entre sociedad heteronormativa-machista-patriarcado, con la violencia de género que sufren miles de mujeres abusadas de distintas maneras, desde una tocada de culo en un transporte público -violencia minimizada por la maldita costumbre- hasta la paliza, la violación, la reducción a la esclavitud sexual, crímenes sobre los cuales también se aplica la minimización, el "dejar pasar".

Pero sigo sin entender cuál es la relación entre una marcha gay, una ley igualitaria, y todo aquello. Insisto en que parece una especie de tautología según la cual, la discriminación, la homofobia, la misoginia, son causadas por las mismas víctimas, cuando intentan luchar, reclamar, denunciar, visibilizar. Bien, soy lesbiana, y no me gusta todo lo que hacen o dicen el conjunto de las lesbianas, los gays, las travestis, los transexuales por el sólo hecho de ser tales. Punto y aparte: no por eso me siento molesta o me siento perjudicada por el hecho de llevar la fiesta, las identidades, las demandas y las contradicciones de la comunidad gay a la calle, por un día al año. Tal acto no invalida ni se opone a una visibilización cotidiana. No sigan contraponiendo esas dos dimensiones: no cierra el argumento, por ahí. Tiene un valor simbólico muy alto ese acto de presencia multitudinaria donde se plantea, ni más ni menos: acá estamos, y somos muchos. Obligar a mirar lo que no se ve, siempre, como debería hacerse; pero también lo que no se quiere ver, por ningún lado, aún.

Qué les puedo decir, yo vivo en un pueblo tan choto que no tiene ni siquiera una esquina gay. No hay fiesta para sacar a desfilar, y cuando hay fiesta, se hace a escondidas, todavía, de la vecindad decente. Y aún si así no fuera, ¿qué? ¿Por qué les jode tanto un carnaval de putos? ¿Sigue siendo tan perturbador ver a tanta mariconería y torterío junto? ¿Desde qué impostura ideológica, una manifestación pública que se caracteriza por su no-violencia y su proclama a favor de la diversidad, se puede presentar como una reproducción de los lugares comunes del machismo y un reparto de permisos sobreentendidos para excederse en el ejercicio de las libertades civiles? Ah, sí, perdón, soy tan bruta que no pesco la sutileza, cómo no.

De una vez por todas, sacúndanse esa corrección pedorra y reconozcan que no se bancan, no ya uno o dos culos al aire, sino la existencia misma de lo diferente, y de una suerte de comunidad gay, a pesar de lo escaso de los logros obtenidos, como que en un código civil se cambien dos palabritas. No sé, el día que se apruebe una ley de identidad de género, ¿qué van a decir estos anarcos cascarrabias vernáculos? "Ay, ¿están contentos ahora que el estado papá les deja ponerse el nombre que quieran, y van a conseguir un laburito donde los exploten con obra social para comprar hormonas?"

Tengo dos palabritas para eso: paja ideológica.

Gabriela 1 de septiembre de 2010, 11:30  

La Naïfa: Ja! No se enoje Naïfa que la pluralidad de opiniones siempre es bienvenida.
Sin embargo voy a salir en defensa de mi So.
En principio ella no está hablando del colectivo lésbico sino de esta señorita en particular y yo creo que el hecho de ponerla en la misma línea que a la bandera del arcoíris tiene más que ver con una manera de mostrar lo bizarro del asunto que con una comparación -o, peor, una generalizacion/igualización con el colectivo lésbico-. La señorita reclamando en la plaza para poder entrar en el modelo paternalista y heteronormativo del matrimonio y, al mismo tiempo, tomando lo peor del patriarcado -que es la violencia- haciendo uso de lo que posiblemente crea 'su derecho' sobre el cuerpo del otro simplemente porque tiene ganas.
Soy lesbiana y no estoy de acuerdo con el 99% de las lesbianas -al menos de las que conozco-. Soy mujer y no estoy de acuerdo con el 99% de lo que opinan las mujeres -otra vez, al menos las que conozco-. Soy socie (jeje) y por ahí tampoco estoy de acuerdo con algunas cosas de mi socie. Eso no me hace ni mejor ni peor, ni más ni menos.
Apoyé el matrimonio igualitario aunque no esté de acuerdo con la 'institucion' del modelo. Nadie habló o disminuyó la importancia del valor de la presencia multitudinaria en cada marcha, claro que es decir 'estamos acá y somos muchos', claro que sí, pero eso encierra otra cosa, encierra el 'somos muchos y no pensamos igual' y entonces habrá una señorita que tome lo más triste de un modelo para confundir libertad (ponele que usemos esa palabra) con hacer lo que quiera o crea que puede.
Y es lo que hay. Y lo minimizamos por costumbre, porque pasa todo el tiempo y '¿cómo que le hiciste pasar verguenza a esa chica?' dijo mi madre.
Pero existe, la violencia existe y existe en todos lados, en la hetenormatividad y en la comunidad lésbica-gay-transexual-travesti y la mar en coche.
Eso es lo que está marcando mi So.
Al menos es lo que yo entendí (ahora me viene con que no es eso y voy frita).
Besos Naïfa cascarrabias y en buenahora la diferencia!

Gabriela 1 de septiembre de 2010, 11:33  

La Butler dijo "soy feminista, pero no me uno a todas las mujeres sólo por el hecho de ser feminista o porque ellas son mujeres".

L a N a ï f a 1 de septiembre de 2010, 12:11  

Por favor no me borre con el codo lo que se escribió con la mano. Fue clara la alusión, peyorativa, a las marchas y a las reivindicaciones del colectivo gay. Es clara y es burda la fórmula: ley de matrimonio igualitario = heteronormatividad y machismo. MArcha del Orgullo = "no sé qué forma curiosa de visibilidad sexual".

No me pida que no me enoje: hago 400 km para marchar, justamente, en contra de lo peor de las concepciones de género en nuestra sociedad. Y encima, soy chongo: soy una lesbiana masculina, y me ofende que se reduzca el concepto de masculinidad al abuso, la violencia, y la explotación. Yo también hablo de no hacer acusaciones o idealizaciones sumarias, también he dicho, si gusta releerme, que no comparto el 100% de las prácticas o las ideas de la comunidad gay, o del género femenino, por ser lesbiana y ser mujer. Este intercambio es una clara prueba. Usted, Gabriela, sufrió la violencia de género, fue atacada por ser mujer, y encima, se le cuestiona su derecho a defenderse. Sin embargo, una vez más: ¿cómo le contestamos a esta energúmena manoseadora? ¿Le gritamos "chongo de mierda, te creés que me podés tocar el orto porque ahora te dejan casar?"

Pao 1 de septiembre de 2010, 13:33  

Hola, me parece que acá se mezclaron varias cosas.

Creo que la chica tocadora de culos viene tocándolos segurmanete y va a seguir tocándolos más allá de cualquier ley y permisos/libertades (o no) otorgados, creo que no tiene nada que ver la marcha del orgullo y demás.
En eso no estoy de acuerdo.

Que la chica vaya a la marcha y haga flamear la bandera del orgullo no la hace ni mejor ni peor que nadie, ni la invalida ni la eleva; y su actitud en el bondi es suya, más allá de que sea lesbiana, bisexual, etc....incluso hay chicas que se zarpan y les tocan el culo a los pibes en el bondi, en los boliches, y es algo que no tiene que ver con una cuestión de género, sino de actitud (tal vez cuestionable) de cada persona.

Eso de avanzar sobre el cuerpo del otro con desparpajo es "cosa que los hombres" han hecho durante siglos y tal vez en una mujer hoy represente una actitud relacionada con cierta reacción mal entendida ante una sociedad dominada por lo patriarcal....que sé yo!

Interpretaciones pelotudas las mías, tal vez.

En este caso, si me permite, y para alivianar un poco la carga de este post, creo que no se pudo resistir a las circunstancias, sin mucha más explicación...(era broma, eh!).

Les mando un beso!

Pao

Giordano B ,  1 de septiembre de 2010, 13:54  

Es una ley muy justa, que las brujas sean muertas, porque producen muchos daños, lo que ha sido ignorado hasta el presente, pueden robar leche, mantequilla y todo de una casa... Pueden encantar a niños... También pueden generar misteriosas enfermedades en la rodilla, que el cuerpo se consuma... Daños los producen a cuerpo y alma, dan pociones y encantamientos, para generar odio, amor, tormentas y destrozos en las casas, en el campo, que nadie puede curar... Las magas deben ser ajusticiadas, porque son ladronas, rompedoras de matrimonios, bandidos, asesinas... Dañan de muchas formas. Así que deben ser ajusticiadas, no sólo por los daños, sino también por que tratan con Satanás.
Lutero (1526)


Salú2

Giordano B.

Gabriela 2 de septiembre de 2010, 12:01  

La Naïfa: Claro que hubo una alusión peyorativa, la hubo porque mi so no está de acuerdo con ninguna marcha marcando ningún orgullo. En eso, ve? no estamos de acuerdo con la So. Pero a la energúmena esta se le contesta como se debe, es energúmena no por ser lesbiana o ser mujer o guachufrei, lo es y punto, en cualquier colectivo. En el enojo me salta la chaveta y me digo "esta misma mina seguro estaba en la marcha conmigo!" en tono de indignación, y claro que seguro estaba, una cosa no tiene que ver con la otra, y seguro había pedófilos, señores y señoritas amigxs de lo ajeno etc.
No se enoje Naïfa, que la vida son tres días.


Pao: Creame Pao cuando le digo que si había un lugar donde resistirse era ante la visión de mi retaguardia eh?
Pregúntele a Karina sino. Besos!


Giordano B: Impecable su texto, señorita.
Im-pe-ca-ble.

Publicar un comentario

Bueno, llegaste hasta acá... ahora: ¡comentá!

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

Archivo

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics