domingo, marzo 03, 2013

Pinocho

Primero una breve reseña, como siempre: La cosa es que había un carpintero que se llamaba Geppetto que un día hizo un muñeco de madera y pensó que le había quedado re lindo, y como lo había hecho de pino, decidió llamarlo Pinocho. Esa noche se fue a dormir deseando que el muñeco fuese un niño de verdad porque siempre había deseado tener un hijo y, mientras dormía, vino un hada y le dio vida al muñeco. Al día siguiente vio que Pinocho se movía y hablaba como un niño de verdad y, como quería que fuera un niño inteligente, lo mandó al colegio acompañado de Pepe Grillo que era el consejero que le había dejado el hada, pero hete aquí que de camino al colegio Pinocho se hizo amigo de dos niños malos y, en lugar de ir al colegio, se fueron buscando aventuras. El hada al ver esta situación, le puso dos orejas de burro y cada vez que decía una mentira, le creía la nariz y se le ponía colorada. Pinocho se dio cuenta de que no había sido bueno y volvió a su casa, pero Geppetto había salido a buscarlo por el mar donde se lo lastró una ballena. Pinocho fue al mar para rescatar a Geppetto y cuando estuvo frente a la ballena le pidió que le devolviese a su papá, pero la ballena abrió muy grande la boca y se lo tragó también. Dentro de la ballena, Geppetto y Pinocho se reencontraron y se pusieron a pensar cómo salir de ahí. Hicieron una fogata, aconsejados por Pepe Grillo, la ballena estornudó y la balsa salió volando y todos se salvaron. Pinocho volvió a su casa y al colegio y a partir de ese día siempre se portó bien y, en recompensa por su bondad, el hada lo convirtió en un niño de carne y hueso y fueron felices y comieron perdices.


A ver si nos entendemos. Estos son los hechos:
- Hay un carpintero que fabrica un muñeco de madera.
- El carpintero desea que se convierta en un niño.
- Viene un hada y le da vida al muñeco.
- El muñeco se escapa y se manda algunas cagadas, lo castigan con lo de la nariz y las orejas.
- Geppetto sale a buscarlo y se lo traga la ballena, luego el muñeco lo rescata y a partir de entonces todos viven felices y comen perdices.
Yo me pregunto para qué soto quería el carpintero un muñeco. ¿No tenía suficiente trabajo? ¿Estaba tan al dope que no se le ocurrió hacer nada mejor? ¿Lo primero que se le ocurre es un muñeco que se parece a un niño? 
Nuestra primer teoría es que Geppetto era un pederasta que, como no tenía niñitos a mano, se hizo uno. Los primeros dibujos que datan de esa época muestran a Pinocho con la boca formando una O de asombro y un orificio similar en el culito.
Pero claro, es de madera. La madera eventualmente se astilla por la fricción y te quiero ver con una astilla en lugares de por sí dolorosos, por eso el viejo desea que el muñeco se convierta en un niño de verdad.  Además, eventualmente uno se aburre de un muñeco que no habla y no interactua, ¿no?
A la noche viene un hada. En el cuento avisan que es un "hada buena", yo dudo, ¿qué quieren que les diga?, no puede ser muy buena si le cumple al viejo el deseo de convertir a su juguetito sexual en un ser viviente, pero bueno, le otorga vida al cacho de madera y ahí lo tenemos a Pinocho saltando y corriendo y hablando. Como era un hada jodida, pero no comía vidrio, le dejó a Pepe Grillo como para cubrirse las espaldas. De todas maneras no nos consta que el bicho ese haya ayudado demasiado. Ampliaremos al respecto.
Cuando el viejo se despierta y ve al muñeco viviente, primero se le para, pero después piensa en que si no lo trata como hijo va a empezar a levantar sospechas, entonces lo manda al colegio.
¿Cómo se le ocurre? ¿En qué cabeza cabe, por Dios? El muñeco acaba de despertar a la vida y ya, ya mismo, lo están mandando al colegio. Un horror que nos confirma la primera hipótesis.
En el camino al colegio Pinocho se hace amigo de unos nenes malos y se escapan para buscar aventuras. Yo creo que en realidad los nenes eran antiguas víctimas de Geppetto y que, sabiendo lo que le esperaba, lo quisieron salvar. En el cuento nos avisan que Pinocho hace esto "desoyendo los consejos de Pepe Grillo", lo que es obvio, el viejo le hizo los agujeros necesarios y el de las orejas no era un agujero necesario.
Tons, Pinocho se las toma con sus dos pequeños salvadores, pero el hada chota lo ve, porque parece que lo ven todo, como el barbudo, y decide castigarlo. Para eso le pone un par de orejas de burro por no ir al colegio y hace que su nariz crezca cada vez que dice una mentira.
Creemos que esto lo hace como favor a Geppetto. Se ve que el viejo se cansó de ser activo y ahora quería un poco de actividad por parte de Pinocho. Creemos que el viejo se planteaba la posibilidad de pedirle a Pinocho que mintiera mientras él tenía la nariz metida en algún orificio del viejo. Esa es nuestra teoría, al menos.
Pero a Pinocho no le gusta nada que le crezca la nariz. Imaginamos que debe ser bastante incómodo; se te paran los pajaritos, si te quedás mucho rato quieto viene uno y te cuelga un cartel, cosas así. De modo que decide volver a la casa del viejo porque, para esta altura, ya se había encariñado con él o quería vengarse, nos inclinamos por la segunda opción.
Pero el viejo, y ante la ausencia de Pinocho, había salido a buscarlo al mar. ¡Al mar! El viejo acababa de leer a Hemingway y flipó. 
En el mar, como corresponde con un cuento de este tenor, se lo lastra una ballena con balsa y todo y ahí está el viejo haciendo las de Jonás en medio de los jugos gástricos del cetáceo. Hemingway y la Biblia había leído el viejo.
Bueno, la cosa es que Pinocho lo va a buscar junto con Pepe Grillo que, hasta acá, no sirve ni para espiar. Llega hasta la ballena, no nos dicen cómo, pero asumimos que Pinocho flota por ser de madera, y la ballena se lo traga junto con el grillo. Ahí dentro se encuentra con Geppetto, imagino que todo deformado por el ácido gástrico y organizan un escape a lo Indiana prendiendo una fogata para que la ballena estornudara.
Nuestra teoría es que el viejo quería usar a Pinocho para hacerse un asado, porque, ¿cómo se le ocurre prender fuego con un pibe que es completamente de madera?, ¿no se da cuenta de que es peligroso?, ¿no sabe que Pinocho puede quedar reducido a un montoncito de cenizas como cuando el Coyote explota con una de esas bombas de la marca Acme? Para mí que el viejo se dio cuenta de que Pinocho había dicho por ahí de las inclinaciones non sanctas de Geppetto y tenía vergüenza de volver. Para mí que quería volver solo y cuando le preguntaran por el muñeco decir "¿qué muñeco?, ¡los muñecos no hablan!" y dejar a todo el pueblo como si hubiera tenido una alucinación colectiva. 
Pero le sale para el orto y salen los tres en un estornudo de la ballena. Y vuelven a la casa del viejo y entonces Pinocho empieza a portarse bien para que no le crezca la nariz. Supongo también porque no tiene ganas de complacer al viejo, encontró mejores lugares dónde meter su nariz que un culo arrugado y decidió hacerse el dolobu.
En recompensa por portarse bien, el hada lo transforma en un niño de verdad y acá, supongo, comienzan otras peripecias de Pinocho. Creemos que la historia finaliza con un "y vivieron felices muchos años" porque no quieren entrar en detalles.
Para mí que Pinocho se fue a la mierda con los dos pibes que había conocido. Para mí que agarró a Pepe Grillo y se lo dio de comer a una gallina, que lo agarró un día al viejo distraído y le encajó un palo de escoba, y mientras el viejo gemía de placer (o dolor, no sabemos), el pibe se mandó a mudar y fundó una sociedad sin fines de lucro para ayudar a víctimas de la pederastia.
Pero bueno, esa es mi teoría, manden ustedes la suya en el cosito ese que dice "comentar".

4 comentarios :

Gerchu ,  3 de marzo de 2013, 18:36  

No me gustó. Estoy ya bastante podrido de las pelotudas - ojo, no es tu caso, seguí leyendo - de las trabajadoras sicópatas - ´si, sicópatas y sociópatas - que dicen que no hay que contarles Hansel Y Gretel a los chicos, porque es un relato que habla de antropofagia y que termina premiando el abandono infantil.

O que Cenicienta es el relato adornado con boludecitas de época pero que, en realidad, habla del abuso del que se hacía objeto a jóvenes por parte de la nobleza. Este detalle lo ven las enfermas de imbecilidad congénita y progresiva estas en lo del zapatito de cristal.

Lo siento, esta vez no me gustó nada esta versión, menos aún que las recién referidas.

Ger.

Gabriela 3 de marzo de 2013, 21:51  

Gerchu: Ja. Bueno, si te soy sincera a mí tampoco me gustó. Pero no se me ocurrió nada mejor, o por ahí mi estado de ánimo no era el mejor para versionalizar un cuento de este tipo. Ya tuve críticas y tienen razón, traté muy livianamente un tema horroroso. Mea culpa.
Juro que el próximo será mejor.
Besos.

Gerchu ,  5 de marzo de 2013, 0:30  

Gaby:

La verdad, este temita en particular me tiene los pelos de punta desde hace años.
Deberé disculparme yo también, porque me pa que estuve bastante duro y no era tan necesario.
Es que te enterás de cada infamia en la escuela, además de todo lo demás, que no pude disfrutar de tu escritura, que - nobleza obliga - técnicamente está muy bien, la forma digamos.

Te quiero, eso no te olvides, y será así hasta que me mandes a pasear por ciertos sitios.

Ger.

Gabriela 7 de marzo de 2013, 0:34  

Gerchu: Jajaja! Yo también te quiero.

Publicar un comentario

Bueno, llegaste hasta acá... ahora: ¡comentá!

Música

Abel Pintos Adele Adriana Varela Aguilar Alanis Morissette Alejandro Filio Alexander Rybak Amanda Miguel Amy Winehouse Ana Belen Ana Carolina Ana Prada Andres Calamaro Ani DiFranco Anne Sofie von Otter Annie Lennox Arnel Pineda Bach BB King Beyonce Billy Taylor Bjork Brandi Carlile Bruno Mars Capital Children's Choir Carlos Varela Caro Emerald Cee Lo Green Celine Dion Celso Fonseca Chango Spasiuk Chiara Civello Concha Buika Cuarteto de Nos Cyndi Lauper Cziffra David Bowie Dick Hyman Die 12 Cellisten der Berliner Philharmoniker Eduardo Rovira Eilen Jewell Elliot Smith Elvis Costello Enrico Pieranunzi Enrique Iglesias Eugenia Leon Felix Mendelssohn Fernando e Sorocaba Fiona Apple Flores Francesca Ancarola Francisca Valenzuela Frank Sinatra Georgina Hassan Gillespi Glee Hillsong Horowitz Idina Menzel Indra Mantras Ingrid Michaelson Ismael Serrano Jacques Loussier Jane Monheit Jessie J. Jewel Jō Hisaishi Joan Manuel Serrat Joaquin Sabina John Mayer John Pizzarelli Jorge Drexler Jorge Fandermole Josh Groban Juan Carlos Baglietto Juan Quintero Julieta Venegas Kate Nash Keane Kelly Clarkson Kevin Johansen Lady Gaga Laura Simó Leonard Cohen Les Petits Chanteurs de Saint-Marc Ligia Piro Liliana Felipe Liliana Herrero Lily Allen Lisandro Aristimuño Lissie Los Vazquez Sound Lou Reed Lucie Silvas Luna Monti Madonna Marc Anthony Mariel Trimaglio Marisa Monte Mary J. Blige Matisyahu Melendi Melissa Etheridge Michael Jackson Miguel Bose Morcheeba Morelenbaum Morrissey Mstislav Rostropovich Nick Cave Nina Simone NTVG Olivia Ong Pablo Alboran Pablo Casals Paolo Fresu Paquita la del Barrio Paramore Pauline Croze Pedro Guerra Perota Chingo Phil Collins Pink PJ Harvey Prince Rachmaninoff Radiodervish Regina Spektor Ricardo Montaner Rodolfo Montironi Rosana Roxana Amed Rufus Wainwright Sanders Bohlke Sandra Mihanovich Sara Bareilles Selah Sue Sesame Street Shakira Silvio Rodriguez Siobhan Pettit Sixpence None The Richer Smash Mouth Sui Generis Sulic and Hauser Tan Bionica Tchaikovsky The Audreys The Beatles The Jolly Boys Travis U2 Valeria Lynch Vanesa Martin Violoncello Volodos Whitney Houston Wim Mertens Wisin y Yandel Zaz

Archivo

El principito -al azar-

Rayuela -al azar-

  © Blogger template AutumnFall by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP   

Real Time Analytics